#FREETHELIPSTICK

Hay un consejo que El Sueco me dio hace tiempo: “Never argue with an idiot”. Voy a intentar seguir su consejo, pero no puedo dejar de expresar mi opinión sobre el tema de actualidad, más que nada porque a pesar de que tengo muchísima paciencia y hago meditación a diario, hay cosas que me ponen del tono del labial Hautecore de M.A.C.

Para las que estéis un poco perdidas y quizás preguntándoos si llevo una sobredósis de Fix + hoy, todo esto viene por el típico debate de si las mujeres nos maquillamos porque somos inseguras o porque no nos aceptamos a nosotras mismas. Lo mismo con los tacones; que nos los ponemos porque no aceptamos nuestra altura o yo qué sé qué más tonterías. Sinceramente, llevo escuchando hablar de este tema desde el otro día (cuando ocurrió la polémica) y pasé totalmente de comentar nada al respecto, hasta que hoy he visto un comentario en el que una chica/mujer decía que si “una mujer con cáncer gasta el tiempo en arreglarse en lugar de estar con sus seres queridos le parece mal” o que “si una enferma de cáncer a quien se le caiga el pelo se pinta las cejas es porque tiene complejo y está sucumbiendo a las normas de la sociedad”. De verdad que no había visto algo tan ridículo desde esto.

Para empezar, quiero decir que por desgracia he sido testigo de cómo esta enfermedad ha afectado a más de una persona muy cercana, y ha sido precisamente el maquillaje una de las herramientas que les ha ayudado a no dejarse llevar por la absoluta desesperación de verse totalmente demacrad@s por algo tan injusto y sufrido como esta enfermedad. Algo que les ha ayudado a no tirar la toalla al verse totalmente consumidos por un hecho tan traumático y absolutamente terrible como es el cáncer. Me pregunto quién narices es nadie para juzgar lo que alguien con una enfermedad probablemente letal haga con el tiempo que le queda. Y me parece absolutamente lamentable que una persona, y más, una mujer, haga este tipo de comentario tan sumamente deplorable y falto de empatía. Si empezamos a criticar las prioridades, yo podría criticar el hecho de que la persona que la educó le diera prioridad a enseñarle a criticar y juzgar antes que a ser empático, compasivo y respetuoso con los demás.

Por otra parte, me parece totalmente ridículo que alguien critique el tiempo que una persona se dedique a ella misma. Desde cuándo es malo dedicarse tiempo a sí mismo para sentirse bien? Es que no hay tiempo para todo? Desde cuándo cuidarse el aspecto es algo que merece que nos quemen en una hoguera? Me parece tan ridículo y dañino para la sociedad que la gente demonice el tiempo para uno mismo, lo cual es algo absolutamente necesario para mantener la salud mental (cosa que ahora que lo pienso, revela mucho sobre el tipo de gente que hace estos comentarios). Seguro que lo próximo será decir que por ser madres tampoco podemos salir, o por estar casadas no podemos hablar con otros hombres. Lo que yo os diga.

Pero dejando de lado estos comentarios totalmente fuera de tono, creo que en realidad el problema viene de varias cosas que algunas personas aún creen:

  1. Que las mujeres nos arreglamos para los hombres
  2. Que las mujeres “vanidosas” son egoístas y solo piensan en ellas mismas
  3. Que el maquillaje sirve para engañar a los hombres y tapar ese increíble complejo de feas que tenemos todas

Si es que me vuelvo a leer y me entra la risa floja. Pero solo “for the sake of it”, vamos a ir aclarando todo por puntos:

  1. Las mujeres nos arreglamos porque nos da la gana y porque nos gusta. Yo cuando estoy sola en casa no voy como una vagabunda maloliente que parece la gemela de La Bruja Avería. Estoy sola y aun así me ducho, me peino, me pongo mis cremas, ropa decente, y me miro al espejo y me veo divina. Por otra parte, trabajo en la industria de la moda con lo que el 99% de las personas que trabajan en mi oficina son mujeres, y aun así, me levanto cada mañana y DISFRUTO eligiendo ropa y maquillándome, no por el resultado siquiera, sino por el simple placer de hacerlo. Como el que juega a videojuegos, o el que pinta un cuadro, o el que hace un collage con pegatinas de One Direction. Me ENCANTA maquillarme, y aunque no tenga buena mano, lo disfruto como una enana. Ah, y El Sueco a veces ni siquiera se fija en si llevo maquillaje o no; me quiere y le encanto con o sin maquillaje, como yo a mí misma.
  2. Esto es lo que más me enerva porque es un comentario tan lleno de estupidez como de hipocresía. Parece que vamos hacia atrás. A ver, alma de cántaro; qué narices sabe nadie por qué me maquillo, ni lo egoísta que soy, ni lo vanidosa que soy. Que yo sepa hay de todo en este mundo y creo yo que por ser una persona que no cuida su aspecto físico no se es mejor persona. Como mucho, puede ser una persona con muy poca capacidad para organizar su tiempo, porque a mí en un día me da tiempo a trabajar, hacer yoga, estar con mi familia y amigos (y mi gato), hacer de voluntaria, cocinar, comer, estudiar y dormir, entre otras cosas. Si no eres capaz de sacar 15 minutos en tu día para ti mismo, no solo eres muy malo organizándote sino que también creo que a la larga las tienes todas para tener estrés crónico.
  3. Parto de la base de que una de mis muy buenas amigas es maquilladora y es absolutamente preciosa. Yo la he visto sin maquillar, enferma, maquillada, peinada, sin peinar, y os aseguro que es una persona bellísima por dentro y por fuera en todo momento. Ha ayudado a gente enferma a verse mejor y gente muy de a pie como yo a hacerse un ahumado sin parecer un oso panda. Estoy convencida de que ella se quiere a sí misma con y sin maquillaje, así como yo me quiero a mí misma con un labial rojo o sin él. Por qué tenemos que obsesionarnos con los extremos? Es decir, si te maquillas es porque no te gusta lo que hay debajo? Que alguien me diga que estoy acomplejada por querer taparme un grano o unas ojeras, me parece absolutamente idiótico. Y por cierto, el que diga que no conforma DE ALGUNA MANERA con los cánones o reglas de la sociedad, y que no viste, habla, actua o se peina para proyectar una cierta imagen al resto del mundo, es un hipócrita y miente como un bellaco. Y punto. Y repito, que no nos maquillamos para esconder nada, nos maquillamos para variar y mejorar un poquito más lo absolutamente fabulosas que ya somos.

En realidad lo que más me molesta de todo esto es que haya mujeres que de alguna forma sigan defendiendo ideas que derivan de una mentalidad totalmente machista y retrógrada. Supongo que la mezcla de falta de empatía e incultura es absolutamente letal, pero dudo mucho que esas personas que tratan y juzgan a los demás así no sean de la misma forma con ellos mismos, lo cual en realidad, más que rabia me da pena.

Lo que habría que hacer es dejar de ser hipócritas y pensar que somos (o más bien, vivir en una ilusión de que somos) la última Coca-Cola del desierto por “creernos” que vamos en contra de la sociedad y que no nos importa lo que los demás piensen de nosotros, cuando en realidad es imposible. Podéis darme mil ejemplos diferentes de gente que lo hace, y yo os diré mil formas en las que esas personas conforman con los cánones de la sociedad o intentan ser percibidos de cierta forma. Incluso el look de “me importa un comino lo que piense la gente” es ya súper mainstream.

Solo me gustaría decir por último que de hecho, la comunidad del maquillaje y los blogs de belleza en la que llevo desde 2010, está llena de gente maravillosa, segura de sí misma, empática, que ayuda sin preguntar nada y que da sin pedir nada a cambio. Gente que disfruta cada día con un hobbie y aprendiendo de otras personas, compartiendo ideas y consejos. Pero sobre todo, llena de gente que realmente entiende y cree profundamente que absolutamente TODAS somos perfectas tal y como somos, misma razón por la que no entendemos QUÉ NARICES SE SUPONE QUE ESTAMOS OCULTANDO.

Así que con esto y un Ruby Woo, me voy a Selfridges a comprar más POTES.

xx

Ally

Anuncios

19 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo,y genialosamente explicado. Pero me remitiría a tu primera frase… never argue with an idiot. Pero es cierto que hay tantos idiots…

    Me gusta

  2. Ole, ole y ole! Se puede decir más alto pero no más claro.

    Esa gente que tanto crítica a la gente amante del maquillaje luego son las primeras en caer por el chorreón porque cuando tienen un acontecimiento son las primeras que vienen a pedir ayuda porque no saben maquillarse. Y, por cierto, el maquillaje está recomendado por los psicólogos como terapéutico y, por experiencia propia, sé que funciona y ayuda mucho más de lo que nadie se imagina. Bravo por la entrada Ally.

    Me gusta

  3. Me ha encantado esta entrada, estoy completamente de acuerdo con lo que has expuesto de una manera clara y sencilla.
    Yo entro a trabajar a las 8 de la mañana con un “completo” bronzer, colorete, cejas rímel eyeliner, labios y lo que haga falta,¡por que me gusta! (mis compañeras se están animando ya)
    Bien dicho

    Me gusta

  4. Exacto, no nos maquillados para escondernos, ni nos arreglamos para los hombres, usaremos nuestros recursos, ya hablemo de tiempo, dinero, o lo que sea, como queramos y seguiremos disfrutando con ello lo mismo que otros disfrutan jugando a videojuegos o a baloncesto.
    Un saludo,
    Maria

    Me gusta

  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Hoy sin ir más lejos una compañera de trabajo me ha dicho q parecía q iba peinada de boda y lo único q me había hecho eran unas ondas con la plancha!!!!! Yo me he sentido juzgada en mi trabajo muchas veces ya que soy la única q se maquilla, pero ya me da igual. A mí hija con 4 años le regalé un cofre de maquillaje infantil y no me avergüenzo de ello. Un beso

    Me gusta

  6. Amén. Comparto al 100% tu opinión. Me gusta maquillarme, no me considero un bombón (o como tu misma has dicho, y me ha encantado la expresión, la última Coca-Cola del desierto) pero tampoco me considero un orco que necesite el maquillaje. No lo necesito, lo uso porque me gusta igual que me pongo unos pendientes o un vestido/camiseta/pantalon/loquesea porque me gusta como me veo con él y me siento más cómoda.

    Eso si, lo siento pero tengo que preguntarlo… en serio te da tiempo en un solo día a trabajar, hacer yoga, estar con la familia y amigos, cocinar, comer, estudiar ser voluntaria y dormir. En serio, dónde has comprado el giratiempo, quiero uno. YA.
    Un abrazo enorme 🙂

    Me gusta

  7. Simplemente genial. Me encantaría trabajar en el mundo de la moda!.
    Brillante, mil gracias por esa lección que estas dando a quien lo lea.
    Un saludo.

    Me gusta

    • Hola guapa. Bueno yo no trato de dar lecciones, solo mi opinión, que al menos en mi caso viene de alguien que sabe al menos un poco de maquillaje… jaja Un besazo xx

      Me gusta

  8. No es la primera vez que leo eso de “nunca discutas con un idiota…” solo que yo conocía la versión extendida: “nunca discutas con un idiota… te hará descender a su nivel y ahí te ganará por experiencia”. Suscribo punto por punto tus palabras. A mí siempre me ha gustado maquillarme o que me maquillen. Desde pequeña veía a mi madre arreglarse y yo también quería… le he estropeado muchísimas sombras de ojos intentando imitarla y alucinaba en colores cuando ella me maquillaba para disfrazarme. Recuerdo como si fuera ayer el día en que me regaló mi primera barra de labios y mi primer perfilador… me hizo taaaaaanta ilusión. También reconozco haber utilizado el maquillaje en una época de mi vida para ocultar un complejo (maldito acné juvenil) pero esa etapa pasó (complejo cero a día de hoy) y, sin embargo, el maquillaje sigue… y seguirá.

    Me gusta

    • Hola guapa. Pues qué quieres que te diga, aunque tuvieras complejo, qué pasa? Creo que eso de “mostrarse al mundo tal y como eres” está sobrevalorado. Cada uno puede ensenyar tanto o tan poco como quiera al mundo y elegir delante de quién se queda “desnudo”, qué manía con ensenyarle todo a todo el mundo! Ole tú xx

      Me gusta

  9. Hola guapa! Me ha encantado leerte. Suscribo cada una de tus palabras. A la “mente brillante” en cuestión no la conozco, me he enterado de la polémica por otros lados y he flipado con los comentarios acerca de las personas enfermas que se maquillan. Igual habría que juzgar menos y ponerse en los zapatos de esas personas. Tengo una hija y otra en camino, me maquillo a diario para ir a trabajar y no me siento como si le robara ese tiempo ni a mi hija ni a nadie, porque es mío. Para mí es un momento de relax y paz y no lo cambio por ningún otro. Por favor, a mi es que hasta me hace gracia, porque a todo el mundo le encanta verse mejor, por eso el vestuario cambia según la ocasión. Un beso y gracias por el post

    Me gusta

    • Sí. A mí me hace gracia la gente que hace esos comentarios como si ellos fueran Teresa de Calcuta y dedicaran su vida a los demás, jajaja habría que verlos. Normalmente la gente que hace esos comentarios suele ser la más egoísta, además de hipócrita. A todos nos gusta vernos mejor y todos necesitamos tiempo para nosotros mismos, y el que diga lo contrario está mintiendo vaya. Tu tiempo es tuyo, por nada ni por nadie debemos privarnos de tiempo con nosotros mismos asi que haces bien leches! Un besazo enorme y gracias por tu comentario xx

      Me gusta

  10. Hola guapa!
    Me ha encantado el post y me he sentido muy identificada.
    Me encanta el maquillaje y disfruto aprendiendo cosas así como maquillandome. Y más de una vez me ha sorprendido alguna mujer preguntándome que porqué me arreglo tanto. U otras que me digan que las mujeres con pareja ya no tienen que cuidarse ,porque si lo hacen es que quieren cambiar de pareja. No lo entenderé nunca.
    Ahora mismo estoy leyendo un libro que está muy bien, se llama: Gente tóxica. Creo que explica muy bien los tipos de gente tóxica que hay y cómo lograr que no te afecten
    Besos

    Me gusta

  11. Me ha encantado tu reflexión. Admiro a tod@s aquellos que son capaces de salir de casa “niquelados”, yo soy incapaz jaja!!
    Cuando uno está enfermo en general, trata de verse y cuidarse lo más posible, y por tanto cuando hablamos de una enfermedad como el cáncer con efectos secundarios , a menudo a largo plazo, verse guap@s y que la gente te vea estupenda es muy importante para tu estado de ánimo.
    Una vecina mía sea quedado sin cabello y es ya es una experta ideando pañuelos a modo de turbantes y sale siempre que puede a tomar café con sus amigas todo guapa y arreglada, te arranca una sonrisa verla tan guapa y estupenda.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.