General Obsessions & Summer Love

U obsesiones en general. Se podría decir que soy una persona muy de “todo o nada” y cuando algo se me mete entre ceja y ceja (bien delineada con el lápiz de Anastasia, eso sí), no hay manera de pararlo.

En este momento tengo varias cosas que no puedo parar de utilizar, comprar, comer y vestir, y las quería compartir con todas las lectoras de London In My Style.

Para empezar, en cuanto a comida se refiere, estoy obsesionada con los aguacates al horno. Sí, aguacates de toda la vida cocinados en el horno de toda la vida, calientes. El otro día mi madre se partía de risa cuando se lo conté y le dije “Mi vida ha sido una mentira hasta este momento”. Descubrí esta receta gracias a la app de Deliciously Ella, pero pronto publicaré mi propia versión en mi otro blog Ally Can Cook. Como siempre tengo aguacates en casa, y además se cocinan en 15 minutos, sé que pase lo que pase y no matter lo cansada que esté, los aguacates siempre estarán ahí esperándome para una cena súper rápida y nutritiva. Si no lo habéis probado, ni se os ocurra decir que no os gusta porque eso significará que vuestra vida es una mentira también (jaja).

A lo siguiente no le llamaría obsesión, pero como ya sabéis estoy muy interesada en todo lo que se refiere a nutrición y hace poco he descubierto este documental llamado Fed Up que se puede ver en iTunes y otras plataformas. Trata de todas las mentiras que nos han contado sobre lo que es lo correcto en cuanto a nutrición y ejercicio se refiere, un poco como el Earthlings de la comida. Según la descripción, este documental cambiará tu forma de comer para siempre. No quiero decir nada más porque me gustaría que volvierais a esta entrada y me dijerais qué pensáis después de verlo. Es mejor saberlo todo que seguir ignorándolo y quejarse después! Muy recomendable.

coconutVolviendo a temas menos serios. En cuanto a cabello, estoy obsesionada con un par de cosas. Por una parte, mi nuevo corte de pelo, que me hicieron en la peluquería Taylor Taylor. Antes lo tenía largo (cosa a la que me vi obligada gracias al desastre que me hicieron en otra peluquería hace unos meses) y bastante soso, asi que me hice un corte a capas de media melena, de esos que parece que te acabas de levantar de la cama, da igual la hora que sea. Me encanta este corte porque incluso ignorando el secador, queda muy bonito. Pero he encontrado tres productos que mi nuevo corte (y color, porque también me lo teñí) de pelo ama totalmente. Por una parte, el acondicionador de coco (y el champú) de la marca ORGANIX y la “crema” para el pelo Dirty de Lush. El acondicionador huele a “gloria pura”, como suelo decir, e hidrata muchísimo el pelo, súper necesario después de pegarle una paliza de tinte. Estaba usando uno de Kiehl’s y vamos, OGX se ríe en su cara mediocre (y eso que amo la marca Kiehl’s). Me encanta porque dejan el pelo muy limpio, suave e hidratado, por no mencionar el olor… sin palabras.

La crema moldeadora de Lush es también una gran obsesión, no solo porque el olor es totalmente adictivo e indescriptible, sino también porque acentua ese look de “bed head” que llevo ahora. Es bastante potente sin apelmazar el pelo y además al cabo de las horas si lo moldeas un poco más con las manos, el efecto revive otra vez. Os he dicho que no puedo parar de olerme el pelo? #soyunadeesaspersonas

COLOUR_POPEn cuanto a maquillaje y demás, como ya habréis visto por Twitter e Instagram, estaba esperando el lanzamiento de los labiales Colour Pop de Clinique como quien espera ansiosamente las vacaciones, Navidad, o el pay day. Por fin, encontré los tonos que quería: Punch Pop y Poppy Pop, el rosa más chic y el naranja rojizo más favorecedor que he tenido, respectivamente. Son muy hidratantes e incluso al pasar las horas, ese efecto de labios hidratados no desaparece, y son muy cremosos. Lo que más me gusta de estos nuevos labiales es que son de larga duración y aún así no resecan para nada. Admito que quiero más colores y pronostico una probabilidad del 97% de que alguno más me obligue a llevársele a casa. Y mirad que Clinique nunca me ha llamado en lo que a maquillaje se refiere, pero con esto han dado totalmente en el clavo. Además, me ENCANTA el packaging!

En fin, moving on. Hace poco han lanzado unos nuevos esmaltes Sunset Nail Paint de Barry M, y como todas sabemos, zapatos y esmaltes, nunca se tienen demasiados. Estos esmaltes supuestamente tienen un efecto gel que se activa con la luz natural del día, proporcionando así un efecto más brillante y duradero (de gel, vamos). Se supone también que el esmalte y top coat de esta colección solo funcionan juntos (osea, que no sirven por separado). Dejadme romper la barrera del WTF que probablemente estaréis pensando y deciros que son unos de los mejores esmaltes que he probado (yo tengo los tonos Fuschia Generation y Peach For The Stars). El efecto es totalmente de gel. No sé si lo de la activación de este efecto tiene nada que ver con la luz solar porque de hecho me las pinté de noche (viviendo al límite, ya sabéis) y aún así conseguí el efecto. Las llevo pintadas desde el miércoles por la noche y aún están intactas, exceptuando un trozo diminuto del dedo corazón de la mano derecha (y no, no he estado mandando a tomar viento a nadie excesivamente estos días). Me parecen increíbles, sobre todo el súper brillo que tienen y de hecho en cuanto termine esta entrada iré a por más colores. Well done Barry M.

De todas formas si os interesan mis compras de droguería londinense, tengo pensado publicar una entrada exclusiva sobre esto muy pronto.

isabel_marant_dicket_bootsEn cuanto a ropa y complementos, llevo las últimas semanas en modo automático levitando hacia las mismas prendas una y otra vez. OK, las Dicker Boots the Isabel Marant son un básico en mi vida, nos complementamos perfectamente, como la sal y la pimienta, el beige y el marrón, o Hannah y Caleb. Tanto que me las he comprado también en negro… las que ya tenía eran estas marrones, y me las pongo con todo: vaqueros tobilleros, vestidos, pitillos negros desgastados, pantalones de cuero, minifaldas… y además cuanto más gastadas estén, son más bonitas! Son comodísimas porque el tacón no es muy alto y además es ancho. Me encanta ese look bohemian chic que le dan a cualquier outfit.

En cuanto a bolsos, acabo de comprarme uno que llevaba deseando con todas mis fuerzas desde hacía muchísimo tiempo (digamos que deseo uno, al tiempo lo compro, y paso a desear otro como si no existieran los anteriores) pero este mes no he dejado de usar el Bucket Bag de Mansur Gavriel, que de hecho siempre está sold out y lo conseguí en su día básicamente por lista de espera. De todas formas siempre suelen hacer 2-3 tiradas al año (una a principios de año, otra después del verano y otra en Noviembre) asi que esperemos que vuelvan pronto. La versión de canvas (que por supuesto, ya está sold out, otra lista de espera a la que me toca añadirme) me parece preciosa también, y la mochila… ay la mochila; es protagonista de mis sueños más vivos. Aunque el tote bag es también digno de obsesión.

thankfifiY por último, los culottes. Esa prenda tan polémica que probablemente en España se esté empezando a ver ahora (me los puse cuando fui de visita en Navidad y recibí alguna que otra subida de ceja). De hecho cuando puse un look en Instagram el verano pasado, el look tuvo unos likes mínimos, lo mismo que cuando puse las Birckenstock hace dos años y ahora están en todas partes. Asi que espero que el mundo por fin aprecie la belleza de estos pantalones/falda/midi/whatever de una vez por todas. Estoy obsesionada con este par en color vaquero que es absolutamente idéntico a los de Sonia Rykiel. Estoy deseando ponérmelos con este crop top de Zara y unas plataformas, muy Ángeles de Charlie todo.

Y hasta aquí mis obsesiones del momento, aunque si os soy sincera me temo que haré una entrada con más favoritos y obsesiones dentro de poco. De momento tengo que guardar un poco de energía para este fin de semana. Tengo pensado hacer el cambio de armario de invierno a primavera/verano y solo os puedo decir que El Sueco tiene miedo. Cada vez que lo hago, entra a la habitación y me dice que está viendo ropa que nunca ha visto, que parece que nos han robado del desastre que monto, y sale despavorido. Tengo muchas ganas de deshacerme de los abrigos y volver a los trench, chaquetas largas y cardigans, los echo de menos y ellos a mí. Además con mis dos nuevos labiales y mi melena corta estoy preparadísima para el buen tiempo; este ha sido el invierno más largo que he vivido en Londres y creo que ya nos lo merecemos!

xx

Ally

Photo credits: Pinterest.com, Thankfifi.com

Anuncios

3 comentarios

  1. Me ha gustado esta nueva entrada con tus obsesiones¡¡¡
    Ahora mismo comparto la misma por el pelo, estoy un poco obsesionada con él y no sé que hacer : si cortar, dejar crecer o raparme al cero y a vivir¡¡¡
    Un beso.

    Me gusta

  2. Vaya seleccion!!

    Yo también soy de las que se les mete algo entre ceja y ceja y no hay manera de dejarlo, asi que se perfectacmente de lo que hablas…

    Esos labiales tienen una pinta increible!

    Me gusta

  3. Hola!! Pero de dónde han salido esos labiales?? No tenía ni idea, a la wish list de cabeza! Los culottes no me convencen, creo que con mi estatura no me favorecerían mucho.. Besos!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.