Propósitos, obsesiones y té inglés

Antes de nada, feliz Año Nuevo. Espero que hayáis empezado el año con buen pie y que tengáis muchos propósitos que os hagan sentir bien tanto a vosotros como a los demás. Los míos se limitan a los típicos de siempre, aunque tengo la suerte de que no fumo y lo siento, pero no me planteo ni pisar un gimnasio porque los odio con toda mi alma. No sé si es porque soy una introvertida de los pies a la cabeza y odio que me molesten o hablen (o haya gente a mi alrededor en general) cuando estoy concentrada en algo, o simplemente porque soy una “tirillas” y lo mío con las máquinas es una causa perdida.

Lo bueno es que impulsada por este rechazo natural de los espacios deportivos comunes, al menos estoy haciendo un esfuerzo y centrándome más en la alimentación. No penséis por un solo segundo que esto tiene algo que ver con comer espárragos tres veces al día y contar los granos de arroz que me como. Creo que la vida es demasiado corta como para pasarla restringiéndonos en algo tan vital y divertido como la comida. Simplemente se trata de ser más conscientes de lo que ponemos en nuestro cuerpo, y comer lo más natural posible, evitando procesados (y creedme, viviendo en Londres es algo más difícil que pedirle a Moschino que diseñe algo que no sea digno del ghetto más ghetto) e ingredientes que no sabemos ni lo que son.

En esta cuestión me está ayudando mucho este libro de las hermanas Hemsley (motivada por el hecho de haberme puesto enferma tres veces en mes y medio) cuya filosofía es muy simple: comer de todo, cocinar con ingredientes naturales y orgánicos y limitar el consumo de gluten o alimentos sin ningún tipo de valor nutricional. Las recetas son absolutamente HEMSLEYHEMSLEY_book_reveal.web_.jpg-6703deliciosas, súper fáciles de preparar (creedme, si yo puedo, cualquiera puede) y además en la introducción explican su filosofía y por qué eligen ciertos alimentos, para qué son buenos (por ejemplo, algunos facilitan la absorción de vitaminas, otros reparan el estómago, otros la circulación, etc.) y los básicos que debemos tener en nuestra cocina. Yo de momento ya me he hecho con un gran bote de aceite orgánico extra virgen de coco, harina de coco, alforfón, amaranto y otras tantas cosas que ni sabía que existían (lo compro en esta tienda online). Como ellas dicen, es un cambio de estilo a la hora de comer, no una dieta, y la vida es demasiado corta como para pasárnosla contando calorías. Con esto de las modas, parece que cualquiera que no tenga el cuerpo de una monitora de fitness con 10 años de experiencia es una foca – qué tipo de ridiculez (por no decir un taco) es esta? A dónde vamos a llegar.

Por otra parte también he intentado tomar más té (sí, aún más) e intentar rebajar mi consumo de café casi crónico, y gracias a T2 Tea estoy incluso obsesionándome con él. Para las que no conozcáis esta tienda, es una de mis favoritas de Londres (yo suelo ir a la de Shoreditch) y es básicamente una tienda de tés de mil sabores y colores, aunque también tienen tazas y t2_tea_selection.1363002678teteras. Si quieres probar alguno de los tés, solo tienes que pedírselo y te lo hacen al momento, y además todos los dependientes son muy amables (y un poco hippies, me encantan). Yo suelo ir al menos una vez a la semana a mirar qué hay y siempre acabo comprando algo. Si pasáis por alguna de sus tiendas no dudéis en entrar y probar algo, o al menos verla por dentro porque tiene un “concepto muy cool” (según las palabras de mi amigo). Para las que no tengáis la oportunidad de visitar la tienda, también hacen envíos internacionales desde su tienda de Shoreditch si llamáis. Mis favoritos de momento son London Breakfast (fuerte y ahumado), Ayurvedic Tea Chai, Refresh, Detox, Tummy Tea, Just Ginger, Wake Up, Pai Mu Tan y Japanese Sencha. Os juro que ni saben quién soy ni me han pagado por mencionarles, esta obsesión es por desgracia algo real con lo que tengo que vivir cada día.

Otro propósito para este año es sin duda el de utilizar lo que tengo antes de seguir comprando. Solo vosotras entendéis lo duro que es esto, ya que la fuerza que nos empuja a todos esos nuevos productos llenos de shimmer y color es más grande que la gravedad en sí. Soy la primera que de vez en cuando sucumbe a este poder mayor, pero quiero intentar Hourglass-Veil-Fluid-Makeup-Oil-Free_2luchar contra ello en medida de lo posible. Por este motivo desde que empezó el año he estado utilizando constantemente los mismos productos. Regalé muchas de las cosas que no utilizaba en Navidad a mis amigas y familia y me quedé con los productos sin los que no podría vivir. Algunos de los productos que he utilizado sin parar este mes han sido la ya legendaria paleta de Charlotte Tilbury de bronzer e iluminador, de la cual os hablé ya en esta entrada anterior. Y es que es ideal tener ambos productos en una sola paleta y que además sean de la mejor calidad que he podido probar en esta categoría, es un sueño. Otro producto que no he dejado de utilizar es también esta base de Hourglass que es lo más parecido a Photoshop que se puede encontrar en el mercado, sobre todo si se utiliza con la brocha para base de la misma marca. Ya lo comenté en el Facebook del blog, pero es una base ligera tipo serum, de acabado semi-jugoso, con una duración excelente y que al menos a mí no me saca ningún brillo – y por si fuera poco tiene muchísima cobertura, sobre todo teniendo en cuenta la textura tan ligera (yo utilizo el tono Yvory y soy NC20). Amor incondicional.

Otro producto que no paro de utilizar es como no, mi colorete favorito de NARS, Deep Throat. Este rosa pálido asalmonado y con brillo ligero es lo más favorecedor que una se puede echar a la cara (en este caso, literalmente). El mío ya tiene un agujero considerable y en cuanto se me acabe es un producto que repondré sin dudarlo dos veces. Y hablando de productos que se acaban… un pánico que tengo es el momento en el que se me acabe este eyeliner de Kat Von D que mi amiga Sandra me trajo de U.S.A. He probado muchísimos eyeliners, de muchas marcas, y este es con una diferencia monumental, el mejor que he probado en toda mi vida. Es negrísimo, súper fácil de aplicar (os aseguro que para delinearme soy lo más torpe que hay), se seca enseguida y una vez puesto no se mueve en todo el día. Desde que lo abrí no lo he dejado de utilizar y de tener pesadillas con el día en que haga su ultimo trazo.

acneEn cuestión de ropa, creo que estoy consiguiendo este propósito bastante bien. Prácticamente vivo (y sé que hay clon en Zara pero ni comparación en calidad, obviamente!) en estas botas de Acne (las mías son estas, aunque estas otras también las tengo y me encantan), sudaderas de Markus Lupfer, estos pantalones de Zara y mi querida Consuelo (a.k.a Pashli bag de Phillip Lim, aunque hay otro en rebajas aquí). Y es que estoy decidida a amortizar el dinero invertido en estas prendas – cada día se me cae una lágrima al ver todas esas cajas de zapatos apiladas en mi armario y darme cuenta de que ni siquiera recuerdo qué par de zapatos hay dentro. En fin, poco a poco.

Creo que ese es el secreto de los propósitos de año nuevo, ir poco a poco y ponernos metas realistas que nos hagan sentir bien; quizás para otras personas sean insignificantes, superficiales, incluso tontos, pero los propósitos son siempre proyectos personales que nadie tiene derecho a juzgar, porque como ya os dije en una entrada anterior, estamos atrapados en nuestra propia cabeza y los únicos que tenemos derecho a juzgar lo que hay dentro, somos nosotros.

Y con esta frase ligeramente condescendiente, me voy a tomar el tercer té de la mañana. Hasta pronto.

xx

Ally

Anuncios

16 comentarios

  1. Hola Ally,

    Feliz año nuevo para ti también!

    Me ha encantado este post. Mis propósitos de este año también están centrados en la comida y ahora mismo estoy leyendo “Crazy Sexy Diet” de Kris Carr. Muy interesante saber que lo que ingerimos puede salvarnos de un cáncer o ayudar a evitarlo en muchos de los casos. Intentando concienciarme de todo poco a poco pero ilusionada. Y con respecto a usar lo que ya tengo empecé hace unos meses! Asi que ánimo! Al final sientes que te has quitado un peso de encima y te encuentras tan feliz 🙂 La cuenta bancaria también lo agradece jeje y yo en mi caso he usado esos pequeños ahorros para invertir en viajar más!

    Qué pases un buen día!

    Un beso.

    Bea.

    Me gusta

    • jaja Bea! Gracias por tu comentario, la verdad es que yo también estoy ilusionada y espero poder mantenerlo. Voy a mirar el libro que dices a ver, gracias! Tenemos que ser fuertes con lo del maquillaje!! jaja Un besazo enorme xx

      Me gusta

      • Siii, seguro que lo conseguimos! 🙂 Cuando he abierto el link del libro que dices me he dado cuenta de cúal es! Lo tienen en venta en el gym al que voy 😉 Ya me contarás si te gusta el otro! Un besazo

        Me gusta

  2. Por cierto! Me apunto lo del té! No los he probado. Y el libro ya está en mi lista 😉 Gracias por compartir! Muak.

    Me gusta

  3. Echa un vistazo a la dieta paleo (o paleolítica), es muy similar a lo que comentas, y un círculo vicioso/virtuoso que te hace descubrir que prácticamente todo lo que nos han contado sobre nutrición y deporte a lo largo de nuestra vida son burdas mentiras, como que la grasa saturada es el demonio, los cereales son supersaludables y las máquinas del gimnasio te ponen cachas.
    El azúcar y el gluten son los dos grandes venenos de nuestro tiempo y en cuanto a deporte los ejercicios corporales (lo que se conoce como calistenia) que uno puede hacer en casa realmente son lo que nunca debimos dejar de hacer con la llegada de las costumbres modernas.

    Me gusta

    • Hola Aldara! Que tal? Espero que todo bien 🙂

      Había escuchado hablar de esa dieta y la verdad es que parecen bastante similares. Básicamente es lo que dices, ahora de verdad que me da hasta miedo comerme una cupcake (es un decir) porque después de todo lo que he aprendido alucino con lo que el azúcar nos puede llegar a hacer. Ya llevo unas semanas y me encuentro muy bien, noto la diferencia… Voy a mirar lo de la calistenia que dices a ver. Ah, por cierto, a mí una amiga nutricionista me dijo “stay away from the Corn Flakes!”, dice que son el demonio. Un besazo enorme xx

      Me gusta

      • Yo bien, tirando como siempre, qué remedio!

        Harás bien en mantenerte alejada de los corn flakes! Ni siquiera se puede decir que eso sea comida … de hecho provienen del fundamentalismo religioso!
        http://www.fitnessrevolucionario.com/2014/06/29/el-desayuno-la-peor-comida-del-dia/
        Hay muchos blogs sobre este tipo de alimentación en Español (en inglés ya ni te digo …) aparte de fitnessrevolucionario (en él hay mucho sobre ejercicios corporales y calistenia además de alimentación) me gustan mucho el de megustaestarbien.com y evamuerdelamanzana.
        En inglés he descubierto recientemente paleomg.com y civilizedcavemancooking.com y creo que me voy a enganchar, pero hay cientos de ellos.
        Tómatelo con calma, que cambiar los hábitos y creencias establecidas que uno tiene desde que tiene uso de razón lleva tiempo. Procura leer con la mente muy abierta, yo soy la primera que los tomó por una pandilla de iluminados y cuando empecé a cocinar con mantequilla pensé que me iba a poner como una vaca, y nada más lejos de la realidad!
        Utilizar el marco de la evolución humana para definir lo que es una alimentación sana a la que estamos plenamente adaptados tiene todo el sentido del mundo. Quitar la grasa natural de los alimentos y sustituirla por almidones y grasas industriales y venderlos como más saludables que el alimento natural no tiene ningún sentido.

        Y me callo ya, pq el tema da para muchísimo jajaja

        Me gusta

  4. Feliz comienzo de año!!

    Yo ni bebo, ni fumo, ni tomo cafe, pero ay! como me gusta el comer! Tendre que hecharle un ojo al libro que mencionas, a ver si lo ubico

    Me gusta

  5. Hola Ally! Me ha encantado el post y me he sentido muy identificada contigo. Mis propósitos de este año, han sido volver a salir a correr, ya que tampoco me gustan los gimnasios nada e intentar comprar menos ropa y maquillajes.Porque al final tengo mucha ropa que no uso y del maquillaje ni te cuento.También debería pensar en reducir la cafeína. . .
    Besos

    Me gusta

    • Sí yo igual, me sabe mal tener ropa muerta de risa en el armario y seguir acumulando, asi que con suerte este anyo mejora la cosa y le damos uso a lo que ya tenemos… un besazo y gracias por comentar Claire xx

      Me gusta

  6. Pues yo paso de los buenos propósitos. No fumo, hablo inglés y voy al gym desde hace años así que me voy a centrar en vivir el día a día que no es poco. Además, nunca cumplo ninguno de los propósitos que me propongo todos los años al acabar la navidad, me parece absurdo.

    Me gusta

    • Cada uno tiene su mentalidad, claro! Yo con la excusa del Año Nuevo intento mejorar como persona, limar esas cosas que todos necesitamos mejorar, ser un poco mejor persona, ser positiva, etc. Yo creo que no tiene nada que ver con vivir el día a día 😉 Yo los cumplo todos los años y siempre me siento más realizada como persona y eso me motiva, y por eso seguiré con ellos cada año 🙂

      Le gusta a 1 persona

  7. Pues que libro más interesante, ¿no? Me lo apunto.
    Y si, te comprendemos con lo de gastar antes de seguir comprando, pero lo veo difícil, por lo menos en mi caso. Pero si por lo menos lo intentamos jijiji
    Un besito y Feliz 2015!!

    Me gusta

  8. Hola!!

    Feliz año nuevo a ti también. La verdad es que yo no soy de hacer muchos propósitos, pero el año pasado, esta misma entrada tuya pero de 2014 me hizo ponerme las pilas con algo que llevaba casi 10 años postergando. No sé qué tuvo aquella entrada que me dio un subidón increíble y terminé mi proyecto de fin de carrera. Hace 6 meses que por fin soy ingeniera y creo que debía darte las gracias por esa entrada. Para 2015 me he propuesto cocinar más (que se traducirá en comer mejor), disfrutar muchísimo de mi hija e intentar viajar más. Lo de la ropa y la cosmética ya llevo tiempo poniéndolo en práctica. Besos!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.