TOM FORD Lipstick: Crimson Noir (review & swatches)

Los primeros productos de la linea de maquillaje de Tom Ford fueron los labiales. De hecho, cuando la linea completa salió al mercado en 2011, los labiales ya llevaban bastante tiempo a la venta y habían llegado a conseguir muchísima fama, tanto por su revolucionaria fórmula duradera como por su elevado precio.

Personalmente, si tengo que invertir en un labial de un precio tan elevado, prefiero decantarme por los colores más básicos o los que más utilizo. Y así llegó a mi colección de labiales Crimson Noir, clásico donde los haya.

Los labiales de Tom Ford vienen en un packaging cuadrado, con la típica mezcla de negro y dorado, y con el logotipo de la marca en la tapa. No lleva imán como los labiales de Burberry pero lo he llevado en el bolso bastantes veces y nunca se me ha abierto por accidente.

La fórmula de los labiales de Tom Ford en sin duda bastante admirable. Tienen una textura muy cremosa y su aplicación no puede ser más fácil, tanto directamente en labio como con la ayuda de un pincel. La fórmula resulta muy suave al contacto con la piel y se extiende perfecta y uniformemente.

Respecto a duración tengo que decir que su fama está muy bien merecida. Yo aplico una primera capa y con la ayuda de un pañuelo de papel retiro el exceso. Después vuelvo a aplicar una segunda capa, esta vez con pincel. Tengo que confesar que soy una de esas personas a la que los labiales le duran cinco segundos en los labios, y esta es la única fórmula (quizás seguida de los Pure Matte de NARS) que me aguanta por lo menos unas cuantas horas. E incluso después de comer y beber, aún mantiene la “mancha” en el labio, sin quedarse emborronado. Sin duda una de las mejores características de este labial es su duración.

El olor de este labial es avainillado, pero desde mi punto de vista resulta menos artificial y sintético que el olor de los labiales de MAC. Por supuesto, es un olor muy sútil, asi que aunque no os gusten los labiales perfumados, no creo que tengáis ningún problema con este.

Crimson Noir es un rojo con subtono rosado. En el mismo labial parece un rojo bastante oscuro, casi morado, pero al aplicarlo el color cambia totalmente como podréis ver más abajo, y se convierte en un rojo-rosado básico para cualquier neceser.

**En este orden, fotos con luz artificial, luz solar directa y luz solar indirecta. En la última foto, comparado con el clásico Russian Red de MAC.

A pesar de durar mucho en los labios, al menos a mí, no me los reseca en absoluto. Es uno de esos labiales que “olvidas que está ahí”, cosa que para mí es muy importante ya que cuando los noto tiendo a frotarme los labios constantemente. Manías.

En general diría que su fama está más que merecida, ya que la duración, la textura, los colores y el olor son al menos todo lo que yo busco en un labial. Además vienen en un packaging muy elegante, y nada pesado por cierto, asi que es perfecto para llevar en el bolso. Además, a pesar de ser una labial de un tono básico/clásico, tiene un color muy vibrante, y más de una vez me han preguntado por él, sobre todo dependientas de otros stands!

Valoración: Hello Crimson Noir. I love you.

Se puede comprar en House of Fraser y Selfridges por £36.

Anuncios

4 comentarios

  1. Sin duda un producto de culto para las que buscamos este tipo de acabado. Podrías compararlo con los Rouge de Armani? en cuanto a duración y textura. Muchas gracias, me encanta la review y sin duda, si tengo portunidad algún día caerá un labial de estos. GRACIAS!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.