London Fashion’s Night Out 2011

Bueno bueno… parece ser que las secuelas de la London Fashion Night Out van desapareciendo. La diversión estaba asegurada ya que llevaba la compañía de mi hermana londinense, pero en cierto modo la noche superó mis expectativas. Me encanta ver las calles de Londres llenas de fashionistas y el ambiente que esta noche conlleva. Es una de las noches más importantes en cuanto a moda se refiere y los londinenses le hacen homenaje con los modelitos más fashion-forward de su armario.

Las calles tampoco se quedan atrás. Desde espectáculos en plena calle hasta  escaparates vivientes, decoraciones y vehículos transformados en estudios de fotografía donde todos podíamos inmortalizar esta noche tan especial.

Net-A-Porter también ofrecía la posibilidad de ganar cualquiera de los artículos que se exhibían en su escaparate virtual. Sólo había que escanear con el móvil o con el iPad cualquiera de las prendas o complementos de la pared, y si te salía una página que te felicitaba, habías ganado el artículo en sí. Mientras nosotras estábamos allí una chica ganó un bolso de Alberta Ferretti valorado en £1.500!!

Como siempre, los establecimientos ofrecían canapés, helados y picoteos varios, además de, por supuesto, cava, cócteles y cerveza. También había sorteos, DJs y alguna que otra actividad.

Me hizo gracia esta foto tomada a los invitados de Christian Louboutin.

Las tiendas estaban llenísimas de gente y costaba muchísimo entrar y salir de ellas. Hubo un momento surrealista en el que ni siquiera sabíamos en qué tienda estábamos. Y es que Old Bond Street se había convertido en un laberinto de eventos con un número de personas totalmente fuera de lo normal.

Por supuesto el momento cumbre la de noche fue cuando conocí a uno de mis diseñadores favoritos: Matthew Williamson. Cuando conocí a Manolo Blahnik, pensaba que el éxtasis fashionista de ese momento sería insuperable, pero tengo que confesar que tener la oportunidad de hablar con Matthew (y de hecho descubrir que es un hombre de lo más normal, con los pies muy en el suelo, muy dulce y entregado a sus clientes) fue algo totalmente surrealista. Hacía unas pocas horas había estado leyendo un reportaje sobre él en una revista, y de repente, me encontré hablando con él sobre sus nuevas colecciones y tuve la oportunidad de decirle lo mucho que me gustaba su trabajo y lo importante que su aportación es para el mundo de la moda. Para mí, es uno de los mayores talentos de nuestro tiempo, y todo un maestro del colorido y de los cortes y formas clásicas reinventadas.

Más tarde, tuvimos nuestro momento celebrity con Alexandra Burke, y tuvimos que inmortalizar el momento con una fotografía dedicada a mi otro hermano londinense valenciano (hola M!).

La gran desilusión de la noche fue que en muchos sitios no dejaban sacar fotos, cosa que me parece totalmente absurda, pero bueno. No entiendo como alguien puede rechazar cualquier publicidad gratuita, aunque supongo que tendrán sus razones.

En fin, que a las 22:30 cerraron todas las tiendas y nos retiramos totalmente destrozadas y ya temiendo que el Moet y las Peronis hicieran estragos en nuestro sistema, lo cual pudimos (por desgracia) corroborar al día siguiente. Pero después de la experiencia y de sentirme tan afortunada por poder disfrutar de este día tan importante para aquellos enamorados de la moda como yo, como se suele decir: No hay dolor.

Y como buena masoquista de la moda, estoy ya deseando que llegue la London Fashion Night Out del año que viene. Os he dicho que me encanta Londres?

Por cierto, alguna de vosotras ha podido disfrutar de la Madrid Fashion Night Out? Tengo mucha curiosidad por saber cómo fue!

x

A

Anuncios

3 comentarios

  1. Yo sólo voy a decir una palabra.”Envidia”,jajaja!!! Tengo muchísimas ganas de veros!!!
    Gracias por tu crónica :)))
    Muakkkkk!!!

    Me gusta

  2. Qué maravilla!!! Me has dejado sin palabras!!!
    Leí en tiempo real tus comentarios en Twitter, y no te decía nada porque me parecía todo alucinante, una de esas tardes que una nunca olvida.
    Me alegro muchísimo por ti.
    Eso sí, me parece un poco cruel por tu parte compartirlo con nosotras. Acaso no era suficiente pasar envidia por no estar en Madrid, que también tengo que tener envidia de no estar en Londres? Con lo que yo amo mi ciudad voy a acabar por aborrecerla 😉

    Un besazo.

    Me gusta

  3. Gracias por este post tan genial! Una pena que justo me volviera a Madrid 2 días antes 😦
    La de Madrid tiene mucho que envidiarle a la Londinense!( aunque no es ninguna novedad xD)Yo estuve únicamente en tiendas de Fuencarral ( también me hubiese gustado pasarme por Serrano pero los tacones no me lo permitieron) y la verdad es que había buen ambiente y la mejor organizada era sin duda la de MAC, conseguí que me maquillaran!

    Un saludo!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.