60’s are SO back (almost super-disco-chic)

Lo sabía…

Después de que el año pasado se medio reciclara la moda de los 50, tenía el presentimiento de que los años 60 iban a volver. Estaba entre los 60 y los 70, pero me di cuenta de que la tendencia hippie tuvo su pequeño resucitamiento en 2008, con lo que no me acababa de convencer como tendencia general esta vez. La verdad es que la mayoría de mis “fashion icons” vienen de esa época, a pesar de que es bien sabido que considero que la silueta típica de los 50 es la que creo que realmente comenzó a definir la moda de hoy en día, sobre todo por casas como Christian Dior y su New Look y Chanel que tuvieron uno de sus mejores momentos en esa década.

Pero qué década es capaz de competir con los 60, la época en la que se inventó la minifalda… Los salarios de los jóvenes eran los más altos desde el final de la World War II, con lo que la moda ya no era algo a lo que sólo los ricos podían acceder, con lo que desde mi punto de vista, esta fue la época en la que la moda empezó a ser moda en sí. Se creó el street style, mod,  en unos años que sin duda han influenciado enormemente en muchos aspectos a la cultura y sociedad en general. A mí, todo lo que sea revolucionar y crear controversia me encanta, con lo que qué mejor época para inspirarse que ésta.

La verdad es que he visto referencias sutiles en las pasarelas, pero la última colección de Giles Deacon, a quien ADMIRO totalmente (sobre todo por su propio estilo un tanto geek), creo que muestra de forma clara la fuerza de este periodo, y creo que es el principio (bueno, vale, tampoco es que sea una tendencia last minute, pero me refiero a que aún no está del todo arraigada) de una influencia aún mayor que creó calará hondo en la high-street.

Viva el empire line… y por si alguien no se ha dado cuenta, el amarillo canario también.

Fotos: Vogue

Anuncios