Less is more

Hoy tengo uno de esos días en los que quiero hacer tantas cosas que no soy capaz de centrarme en nada en concreto. Hay momentos en los que Londres me paraliza con su saturación de actos, eventos, museos, fiestas, exposiciones… Quizás la gente que adora esta ciudad no lo entienda, pero desde mi punto de vista (y estoy segura de que más de una persona extranjera que vive en Londres como yo estará de acuerdo) hay días en los que simplemente es imposible decidir qué hacer, y si lo decides, por dónde empezar. O quizás es que soy una persona fácilmente “abrumable” por la variedad, no lo sé.

Y hablando de variedad, la verdad es que últimamente me he dado cuenta de que cuanto menos me importa el evento, menos tardo en vestirme y en elegir mi ropa. Ayer, después de prometerle a mi “significant other” que iría a ver el partido de fútbol con él y sus amigos, no me quedó otra que sucumbir al poder de mi armario y componer un outfit que creo habla por si mismo. La verdad es que lo que me gusta de esta ciudad es que pongas lo que te pongas, nadie te mirará por encima del hombro ni comentará con su amiga mientras te miran de reojo.

Vale, eso por un lado. Ahora me gustaría comentar un par de cosas que he descubierto. Para empezar, ASOS.com ha traído una nueva colección que me parece cuanto menos increíblemente original y cuidada, y se basa en colores blancos y pastel, cortes angulares y telas ligeras como el chiffon o la redecilla. Normalmente no suelo comprar en Asos.com ya que hice un par de pedidos y la verdad es que no quedé muy contenta con la calidad de los productos. Pero puede que esta colección merezca la pena considerarla.

También acabo de descubrir un nuevo diseñador de zapatos que me ha cautivado por completo. Sé que la mayoría de la gente se centra en Louboutins y Manolos, pero he de decir que nunca está de más creer en nuevos talentos y una vez más, ir un poco más allá de las marcas obvias. Yo personalmente y cada vez más quiero intentar invertir en piezas que no se han masificado aún. Os pongo una captura de la web de Raphael Young, un nuevo diseñador de zapatos que tiene toda mi admiración y sinceramente, algunos de  sus zapatos, merecerían una urna en el salón de mi casa donde los podría admirar cada día como obras de arte que son:

Otra nueva diseñadora que ya se ha ganado a Lady Gaga es Vera Thordardottir. Podríamos decir que a esta chica la descubrieron casi al salir de clase. Se graduó en la escuela Istituto Marangoni de East London y a los dos días la cantante ya llevaba su vestido. He echado un vistazo a su colección y la verdad es que creo que tiene todas las papeletas para ser la próxima Sofía Kokosalaki (al menos en sus humildes principios):

Por último, comentar que ayer con las prisas mi top-ten de diseñadores se convirtió en un top-9, y me dejé a uno de mis favoritos, que diríamos se encuentra entre los cinco primeros puestos, y a quien agradezco enormemente haberme abrigado durante todo el invierno pasado con su abrigo inspirado en el estilo ecuestre. Dries Van Noten, diseñador Belga que se hizo popular a principios de los 80 y que siempre me ha suscitado un cariño especial.

¿Alguna opinión en general sobre mi cóctel mental?

Fotografía: Elle, Vogue, Asos.com

Anuncios