Tom Ford Beauty

TF2

Tom Ford Blush: Wicked (Review & Swatches)

Una de las cosas que se me quedó en el tintero fue la review de los coloretes de Tom Ford; son unas reviews que me habéis pedido muchísimo, ya que no son unos coloretes precisamente baratos y para colmo, bastante difíciles de encontrar en España.

Solo tengo dos coloretes de esta marca: Wicked, que es el protagonista de esta entrada, y Flush, que se queda en la recámara hasta otra entrega.

Los coloretes de Tom Ford vienen en el típico envase de la marca, en color marrón oscuro/rojizo y con bordes dorados. Me encanta este formato porque a pesar de ser bastante grande, es muy ligero, y además lleva un espejo por dentro, con el nombre de la marca inscrito.

Wicked es un color un poco raro y diría que difícil de describir. No es rosa fucsia, ni rosa pastel; es un color intermedio con un poco de tono rojizo, y con una especie de reflejo plateado. Además el acabado no es mate, ni tampoco frost del todo, es algo también intermedio. Entre lo mucho que me cuesta describir los colores y la rareza del tono, espero no haberos dejado más confundidas aún.

La textura de estos coloretes es suavísima. No encuentro ninguna palabra en castellano que pueda describir la textura, pero en inglés sería “buttery”, como mantequilla, vamos. Es una textura tan densa que al tacto casi parece crema. La pigmentación es, cuanto menos, sorprendente. Si los coloretes de NARS son pigmentados, estos ya son otro nivel, y quizás un nivel que casi sobrepasa el límite. Con simplemente rozar la brocha sobre él, es suficiente para una mejilla (y quizás sobra).

Sin embargo, tengo que decir que difuminarlo es una gozada. Se integra con una facilidad increíble en la piel y el acabado es muy natural, nada tizoso o exagerado (siempre y cuando, como he dicho, se tenga cuidado de no coger demasiado producto). A pesar del acabado semi-brillante de Wicked, no es algo que quede excesivamente evidente en la piel. De hecho, el acabado (no el color en sí) me recuerda mucho al del colorete Orgasm de NARS, con ese mismo sheen pero en plateado en lugar de dorado.

En cuanto a durabilidad, la verdad es que los encuentro en la misma linea que los de NARS. No es eterno, pero me dura perfectamente desde que me lo pongo por la mañana hasta que vuelvo del trabajo por la tarde/noche, con un poco de decoloración en los bordes, que es lo que me pasa con absolutamente todos los coleretes habidos y por haber.

La mejor brocha que he encontrado para aplicarlo es la de colorete de RMK, que está hecha con pelo de ardilla y la verdad es que aplica los coloretes pigmentados con mucha mesura, y al ser de pelo largo y no demasiado tupido, lo distribuye y difumina con muchísima facilidad.

La verdad es que aún siendo un colorete carísimo, tiene varias ventajas como a) gracias a su pigmentación, será un colorete que durará muchísimo tiempo b) es un color bastante universal que puede quedar bien a todo tipo de pieles c) no es el colorete más discreto, pero es totalmente ponible para diario, con lo que se le puede dar muchísimo uso.

Sigo diciendo que los precios me parecen desorbitados, pero aún así tengo que confesar que los dos coloretes de Tom Ford que tengo son dos de mis favoritos… tanto por su calidad y colores especiales como por su packaging, y por supuesto, porque no deja de ser un producto de Tom Ford, que como sabéis me encanta.

Valoración: Si os gustan los productos de maquillaje de lujo, siempre que su calidad sea óptima, esta es la primera opción a considerar.

Se puede comprar en House of Fraser por £46.

Acerca de estos anuncios
TOMFORDMAKEUP2

TOM FORD Beauty: Crushed Amethyst Eyeshadow Palette

Después de hacer un breve sondeo por Twitter sobre qué producto debería ser el primero en las reviews sobre los productos de maquillaje de Tom Ford, aquí está el primero: la paleta de sombras Crushed Amethyst.

Esta paleta viene en un packaging muy elegante de color marrón/berenjena oscuro y con borde dorado que personalmente me encanta. También incluye un espejo con el nombre de la marca gravado, y dos pequeñas brochas para sombras, que no he utilizado ni creo que vaya a utilizar, pero la verdad es que la blanca, hecha con pelo de cabra, es de muy buena calidad, o al menos eso parece al tacto. La otra brocha me parece totalmente prescindible, tanto en esta paleta como en todas las que existen en el mundo…

Crushed Amethyst contiene cuatro sombras: tres sombras moradas y una blanca; dos de las moradas y la blanca son de acabado shimmer, y la otra morada es de acabado mate.

Los colores no es que sean algo nunca visto, pero la idea de la linea de maquillaje de Tom Ford es la de crear una colección llena de básicos que todo el mundo necesita. En este caso tenemos: una sombra blanca con bastante brillo, perfecta para iluminar el hueso de la ceja y el lagrimal; una sombra de color morado claro, con brillos y destellos plateados, morados y azules que a la luz del sol se ve impresionante; una sombra morada oscura con destellos morados, rojizos y azules; y por último, una sombra mate color berenjena. Es la paleta de morados más completa que he encontrado hasta ahora, o al menos la que más se adapta a mis gustos y necesidades en lo que a estos tonos se refiere. Estas fotos de abajo creo que son las que más fielmente reflejan los tonos reales (la iluminación y la saturación de colores no están editadas).

Tengo que decir que la primera vez que toqué estas sombras, su pigmentación no me pareció nada de otro mundo. Sin embargo, una vez utilicé la capa superior, la pigmentación salió de la nada y como podéis ver, es excelente. Supongo que esto pasa con muchas sombras, y personalmente desconozco el motivo, pero me ha ocurrido lo mismo con alguna que otra de MAC como la Smut o la Carbon.

La textura de estas sombras es muy suave y sedosa (como se suele decir, como mantequilla) y su pigmentación, como se puede ver más abajo, es excelente. Solo con pasar el dedo un par de veces hacia arriba y hacia abajo sobre la sombra, esta es la pigmentación que se obtiene, y además son facilísimas de difuminar.

*Las tres primeras fotos son con luz solar directa, y la última con luz solar indirecta (en esta última los colores están en un orden diferente).

En cuanto a los colores en sí, combinan muy bien entre ellos. Yo suelo utilizar la sombra morada oscura en el párpado móvil, la morada más clara en la banana, la morada mate en la V externa del ojo y la blanca en el hueso de la ceja y el lagrimal, para crear un efecto ojo ahumado (o al menos intentarlo). Cuando necesito un maquillaje más discreto, suelo usar la morada más clara en el párpado móvil, la oscura en la banana, la mate en el párpado inferior y otra vez la blanca en el hueso de la ceja y en el lagrimal, y lo termino con un delineado con lápiz negro intenso. La verdad es que le veo muchas combinaciones posibles.

En cuanto a combinaciones con otros productos, las he probado con la prebase de Trish McEvoy de la que os hablé aquí y me aguantan todo el día sin emborronarse o crear pliegues. También las he utilizado sobre Paint Pots de MAC, como el Constructivist (uno de mis favoritos) o el Half Wild, y el efecto es precioso, ya que estas sombras tienen una tendencia a cambiar muchísimo de color dependiendo de cómo se utilicen. Por ejemplo, la sombra morada clara sobre el constructivist crea una especie de plateado metálico con brillo muy bonito, y la morada sobre el Half-Wild (aunque esto se puede hacer con cualquier base de este tono) es una locura de morado que creo que favorece muchísimo a los ojos marrones claros, como los míos. Esta última mezcla llama muchísimo la atención y cada vez que la utilizo recibo alguna que otra pregunta sobre ella. Por no decir lo bonita que queda a la luz del sol.

No se qué más puedo decir de esta paleta, porque me parece muy socorrida y con colores morados necesarios para cualquier persona a la que le gusten estos tonos. Es cierto que quizás esta marca no tenga los colores más únicos del mundo, pero en realidad es una forma de ser consistente con la ideología de la linea, como he comentado más arriba. Me parece que tener una paleta así con todos estos tonos juntos, soluciona muchas situaciones de prisa, y también es perfecta para llevarla de viaje. La textura es casi comestible, como he dicho, muy sedosa y muy suave al tacto con la piel, algo que a mí personalmente me parece impresdindible en las sombras de ojos. En definitiva, no les puedo sacar ni una sola pega; sí, son carísimas, pero a veces no está mal darse un capricho de exclusividad que te proporciona la calidad que esperas de estos precios.

Valoración: Una vez más Tom Ford nos demuestra que en cuanto a elegancia, básicos y calidad, él es el Rey. Una de las mejores adquisiciones que he hecho en este último año.

Se puede comprar en Selfridges o en House of Fraser por £62.

TOM FORD MAKEUP3

TOM FORD Beauty

Tom Ford (o el hombre polifacético)

Tom Ford es una de esas personas que consigue engatusarme con todo lo que hace. Ya sea una prenda, una película, unas gafas de sol (no sé cuánto tiempo llevan las Nikita en mi lista de deseos), un perfume o un artículo de maquillaje. Para mí, todo lo que toca se convierte en oro para mis ojos, y teniendo en cuenta que no suelo ser partidaria de venerar por defecto absolutamente todo lo relacionado con una marca sin objetividad, creo que algo tiene que estar haciendo bien para tenerme tan enganchada a su trabajo.

El mismo Tom Ford con gafas de sol de su propia marca

La primera faceta de Tom Ford que conocí, fue la de diseñador de moda. Hace mucho tiempo (era pre-Tom Ford) leí un artículo que probablemente influiría en mi opinión sobre él por el resto de los restos: Tom Ford comenzó trabajando como becario para la firma Chloé, donde estuvo relativamente poco tiempo y además ejerciendo únicamente de relaciones públicas de la marca, lo cual no le aportó ninguna experiencia directa con el diseño. Una vez dejó este puesto, y con lo que se considera una experiencia casi totalmente nula para esta industria, se pasó un mes entero llamando directamente a la diseñadora Cathy Hardwick cada día para que le diera un puesto en su firma, hasta que ésta finalmente accedió a darle un trabajo. Tengo que confesar que hay dos cosas que considero totalmente irresistibles en las personas: la ignorancia a la adversidad y la perseverancia más surrealista para conseguir lo que se quiere. Estaba claro que en este caso Tom Ford se había ganado ya dos puntos en mi ranking de admiración profesional.

Diseño de la colección de O/I 2012 de Tom Ford

Pasado un tiempo, acabó mudándose a Italia para trabajar para el grupo Gucci, y tardó únicamente seis meses (algo muy excepcional en el mundo de la moda) en llegar al equipo de diseño. Personas que explotan su talento al máximo y no dudan en darlo todo para llegar cuanto antes a su objetivo: tercer punto.

Una vez comenzó con su propia firma, estaba claro que su experiencia con estos y otros nombres muy conocidos iban a hacer de su trabajo algo excepcional, y la verdad es que puedo decir que a pesar de ser una firma, digamos, no muy asequible incluso dentro de los estándares de las grandes firmas, Tom Ford es uno de mis cinco diseñadores favoritos y admiro todas y cada una de las prendas que llevan su nombre, aunque solo sea en papel o en la pantalla de mi ordenador.

A parte de trabajar como diseñador con estas y muchas otras firmas conocidas por todos, lanzar su propia firma de ropa, complementos y gafas de sol, Tom Ford también ha dirigió la película A Single Man (2009). Tengo que confesar que fui a verla con pocas expectativas, ya que normalmente estos atrevimientos a salirse de su propia disciplina no suelen salir muy bien (se me ocurren bastantes ejemplos, pero voy a darle un respiro al SEO), pero en este caso salí del cine totalmente sorprendida y con la sensación de que había visto una película que había rellenado todas las casillas que creo imprescindibles para considerar una película como buena (¿he mencionado alguna vez que el cine es carísimo en Londres? Nunca se lo habría perdonado al Sr. Ford). Cuarto punto.

Y al final, cuando pensaba que ya no había nada más que este hombre pudiera hacer, el año pasado, y para desgracia de mi bolsillo, lanzó su propia linea de cosméticos (aunque ya había lanzado la linea de labiales antes). Aún recuerdo la primera vez que fui a Harvey Nichols y vi todo ese arsenal de colores recogido en el packaging más elegante que he visto nunca. Por cierto, los dependientes del stand de Tom Ford de Harvey Nichols son simpatiquísimos y tienen esa finesse y elegancia al hablar que muchas veces falta en muchos otros stands (incluso en el de Tom Ford de Selfridges).

Tom Ford Makeup

Tom Ford, ese hombre polifacético

La linea de maquillaje de Tom Ford (podéis ver un video sobre los cosméticos y algunos looks aquí, es una gozada escucharle hablar) cuenta en estos momentos con todo tipo de productos: labiales, sombras, coloretes, lápices, brochas, bases, esmaltes, etc. Estoy segura de que (como pasa en absolutamente todas las marcas) no todos los productos son los mejores que existen ni al gusto de todo el mundo, eso lo damos por hecho. En el maquillaje no se trata solo de colores y packaging bonitos, sino también de unos productos de buenísima calidad, duración y versatilidad, porque con los precios que tiene, deberíamos esperar un 20 sobre 10 en las tres cosas. Y os puedo adelantar que en este sentido los productos que he podido probar estan a la altura.

He probado casi todos los productos en el stand (es imposible verlos y no querer tocarlos), pero “solo” tengo cinco de ellos en mis manos: dos coloretes, dos labiales y una paleta de sombras.

Durante los próximos meses iré haciendo reviews de todos los productos poco a poco, ya que considero que comprimir toda la información en un solo post sería acercarse demasiado al límite de la saturación.

Por eso, he decidido escribir este post, más que nada para daros un adelanto de los productos que voy a enseñar y para avisar de que se avecinan reviews de todos ellos, probablemente muy pronto ya que tengo las fotos preparadas y solo me falta poner en letras todo lo que he estado experimentando estos meses con los productos.

Espero que tengáis curiosidad por la marca y por sus productos! Habéis probado ya algo de la marca?