Moda

NOV1

Últimas compras (maquillaje, tratamiento, ropa) y mini-reviews

Hace poco me propuse bajar el ritmo de compras de ropa y maquillaje, más que nada porque con esto de la mudanza me di cuenta de que tenía mucho más de lo que necesitaba (cosa que seguro os pasa a todas). Sin embargo creo que no era el mejor momento para esta “propuesta”; es justamente la temporada en la que salen todas las colecciones de Navidad y las colaboraciones de H&M. Vamos, que era una propuesta destinada a fracasar.

Esta vez me ha dado bastante por las marcas asiáticas, y como comenté hace poco en Twitter, hice muchos pedidos a Sasa.com (tengo pendientes muchísimas reviews), pero en cuanto a maquillaje, he decidido comprar solo marcas asiáticas de gama más bien alta, ya que lo poco que he comprado en Ebay o Sasa de maquillaje asiático ha resultado ser una gran decepción.

En cambio marcas japonesas como Suqqu, RMK o Shu Uemura son marcas que nunca fallan, tienen una calidad impresionante y la verdad es que sacan colecciones que siempre me tientan. Y aunque no sea japonesa, siempre me pasa lo mismo con Hourglass, sobre todo con sus brochas… estas son las tentaciones a las que he sucumbido en las últimas semanas:

  • SUQQU Christmas Collection 2012 Makeup Kit A. Incluye una paleta de cuatro sombras de edición limitada (EX-09 Momoawayuki), que lleva un minipincel y una funda de terciopelo, máscara Volume Long de 4g, Reset Cleansing Cream y Refining Foam, y un neceser plateado. Este es un capricho que tenía desde hace mucho, pero todas las Navidades llegaba tarde y ya estaba agotado, asi que esta vez me planté en Selfridges el mismo día de su lanzamiento y me hice con el set por fin!
  • RMK Creamy Sheer Powder Cheeks 02 Pink Beige. Es un duo de colorete/bronzer e iluminador. El iluminador es en textura crema y acabado en polvo, y el colorete/bronzer es en polvo. Tienen una textura finísima y un acabado satinado precioso. Me parece perfecto para llevar en el bolso o de viaje también. Este duo era de los últimos que habían sacado. Viene con su propia brochita.
  • SUQQU Eyebrow Liquid Pen 01. Es uno de los bestsellers de la marca. Rellena las cejas de una forma muy natural y además es resistente al agua. Al menos a mí, me queda muchísimo más natural que con lápiz o polvo. Viene en formato tipo rotulador.
  • Shu Uemura Creamy Eyeshadow en tono Brown 871. Un color marrón chocolate con una especie de glitter finísimo de muchos colores. Tiene un efecto impresionante cuando le da el sol (y estoy hablando de apreciación masculina, que normalmente suele ser totalmente nula en cuanto a maquillaje).
  • Hourglass Retractable Kabuki Brush. Una de las últimas brochas que ha sacado la marca. Necesitaba algo así para llevar en el bolso para retoques, y fue tocarla y tener que comprarla. Es suavísima y tupidísima, no sé cómo he podido vivir sin ella hasta ahora…
  • Trish McEvoy Eye Base Essentials en tono Demure. Como buena amante de los brillos, esta base es en textura casi mousse y de color piel, pero con brillos plateados. Perfecta para llevar sola o como base para dar un poco de vida a la sombra que se ponga encima.
  • Bobbi Brown Corrector en tono Light to Medium Bisque. Es mi tercer bote de este corrector/precorrector, me sigue encantando. Podéis ver una review extensa aquí.
  • Bálsamo labial Lip Pure de Montholatum, Natural. Lo compré en Sasa.com en uno de mis pedidos y la verdad es que no he pensado en hacer review completa porque se trata de un simple bálsamo al fin y al cabo, pero es genial. Tiene una textura sedosísima, muy “resbaladiza” y nada pegajosa. Cuando estuve en Praga me lo llevé conmigo por suerte, y a pesar del cambio brusco de temperatura y el frío hicieron estragos en mis labios, este bálsamo me los “arregló” en menos de un día. Lo compré en Sasa.com. Muy recomendable, y más aún por su precio de £3.40, es todo un tesoro y ya tengo otro en camino (este ya se me está terminando, no puedo parar de usarlo).
  • Ishihara Love Bubble Foaming Net. Es una redecilla con una esponja en forma de corazón dentro, para hacer espuma con los limpiadores. Se humedece la redecilla, se echa un poco de limpiador dentro y se frota durante unos segundos. Poco a poco empezará a salir una espuma muy fina (textura tipo marshmallow). La compré para usarla con un limpiador que casi no me hacía espuma y la verdad es que es alucinante toda la espuma que puede llegar a sacar! Además es una espuma muy fina (las burbujas son diminutas) asi que es mejor para la piel (ya que no estás creando la espuma directamente en la piel). Una gozada, y más aún por £1.70 en Sasa.com, aunque ahora mismo está out of stock.

Por otra parte, a pesar de que estaba convencida de que no iba a comprar absolutamente nada de esta colección después de las decepciones de Lanvin y Versace, me pasé por H&M con mi hermano londinense y ambos pecamos levemente con la colección de Maison Martin Margiela. Mr. M se compró una chaqueta de traje de color camel PRECIOSA que le hacía parecer un Ken en toda regla, y yo por mi parte me compré una falda (que a primera vista puede parecer un tanto… difícil?) de color azul marino, con un corte y una confección muy desiguales y representativas de la marca MMM. También me compré una chaqueta de traje gris (“como si no tuvieras suficientes”, según el sueco), con unos cortes bastante especiales (todavía no le he quitado los hilos blancos de las medidas de las mangas y los hombros pero no creo que me haga falta ajustarla). La tela de esta chaqueta me parece de buenísima calidad, a diferencia de otras prendas de la colección.

Si os gusta Maison Martin Margiela, os animo a que os paséis a ver la colección, ya que muchas de las prendas están basadas en piezas originales de la casa, y son dignas de ver en persona. Está claro que no es una marca que sea, como decirlo, plato de gusto de todo el mundo, porque tiene algunas piezas bastante surrealistas y difíciles de llevar; no es una marca “hecha para las masas”, por así decirlo… pero la verdad es que me encantó verlo todo en persona, ni una sola prenda de la colección me dejó indiferente (que no es lo mismo que gustar, pero os aseguro que os harán levantar las cejas).

Conocéis las marcas japonesas que he mencionado? Habéis caído con algún producto de esta colección de MMM para H&M?

About these ads

El vestido perfecto (de verdad)

¿Que la perfección no se puede alcanzar? Mentira. Quizás sea imposible ser una persona perfecta, una mujer de cuerpo, piel y pelo perfecto, ser la perfecta hija, hermana, esposa, amiga, la perfecta jefa o empleada, la perfecta estudiante o conversadora… La perfección en los seres vivos es algo utópico (que solo los seres más imperfectos consideran como real), pero por lo que se ve, no lo es en al ámbito de las creaciones humanas. Probablemente nunca llegue a saberse qué produce el “click” que hace que algo pase de ser “muy bueno” o “grandioso” a ser simplemente perfecto. Si algún día tengo la oportunidad, se lo preguntaré a Jenny Packham. Sus vestidos son para mí unas de las creaciones (tanto de moda como artísticas) más perfectas que he visto nunca (y aunque sobre decirlo, he visto muchas, quizás demasiadas… ¿pueden ser demasiadas? ¿cuántas son demasiadas igualmente?). Cada vez que veo una de sus nuevas piezas, no puedo evitar quedarme hipnotizada e imaginarme dentro de esas telas tan etéreas, esos cortes tan nirvanianos y esos colores y estampados tan acertados (de esos que te hacen cerrar los ojos y pensar: “touché”). Y el día que lleve uno de sus vestidos, pensaré: “Quizás nunca pueda alcanzar la perfección, pero al menos hoy la llevo puesta”.

 

Fotografías de colecciones presentes y pasadas de Jenny Packham.