IMATS London

IMATS

Se acerca ese momento del año…

… en el que en todas las conversaciones entre dos o más personas más o menos metidas en el mundo del maquillaje, sale el mismo nombre: IMATS.

Como todos los años, se celebra en Alexandra Palace (más o menos al norte de Londres), y a pesar de estar enfocado a los profesionales, a él atienden todo tipo de personas, desde grandes nombres de la industria hasta estudiantes, comerciantes o simples fanáticos del maquillaje (hola!).

El International Make-Up Artist Trade Show es un evento que se celebra en varias ciudades del mundo (Los Angeles, Sydney, Toronto, entre otros) a lo largo del año en diferentes fechas. En este evento se puede disfrutar de muchas clases y presentaciones exclusivas de artistas como Alex Box (Illamasqua) o Nick Dudman (que caracteriza las películas de Harry Potter), o de youtubers como EnKore o las hermanas Pixiwoo.

Además de este lujazo, muchas marcas muy conocidas y muchas otras sólo conocidas por aquellos que se dedican al maquillaje tienen su propio stand y ofrecen sus productos a precios en muchos casos reducidos: Illamasqua, MAC, Make Up Forever, Inglot, Hakuhodo, Make Up Atelier o Kett Cosmetics son algunos de los nombres que este año estarán presentes en Alexandra Palace. Yo no sé vosotras, pero yo mi cartera ya está gritando.

El año pasado fue mi primera vez en IMATS y la verdad es que disfruté muchísimo. Una de las cosas que más me gustaron, fue tener la oportunidad de ver en directo cómo se realizan los trabajos y maquillajes de efectos especiales, desde heridas hasta narices artificiales o prótesis que sólo con mirarlas dan un vuelco al estómago.

Pero sin duda lo mejor del año pasado, sería la clase magistral de Alex Box. Como ya sabéis no soy una profesional del mundo del maquillaje ni mucho menos, pero me gusta mucho el arte y sé apreciar lo que hace alguien que comprende su trabajo como algo que va más allá, algo más grande que se separa del simple hecho de “pintar una cara” y lo convierte en un concepto. Sobre todo, me quedo embobada viendo el trabajo de alguien que siente tantísima pasión por lo que hace.

Yo ya estoy contando los días. Este año no tendré todo el tiempo que quisiera pero espero poder visitar todos los stands y asistir a al menos un par de clases que tengo en mente.

Para comprar entradas para el evento, podéis pinchar aquí.

Para saber cómo llegar os recomiendo esta web oficial de transporte de Londres.

Os habéis animado este año?

About these ads

Review IMATS London 2011 (El evento)

Y es que no todo (aunque sí gran parte) son compras. En IMATS se llevan a cabo muchas clases, exhibiciones y concursos a los que pueden ir todos los asistentes (excepto algunas de las primeras clases que son solo accesibles para profesionales).

Dos de las clases a las que fui fueron las de Kevin James Benett y Alex Box. La primera era sobre la utilización de las brochas en el maquillaje profesional, y la segunda era una especie de performance de una de las maquilladoras más respetadas de esta industria.

La clase de Kevin James Benett me pareció muy entretenida, ya que interactuaba mucho con el público y explicaba todo de una forma muy sencilla y divertida. A pesar de ser una clase sobre utilización de brochas, Kevin nos explicó que él está en contra de la asignación estricta de tareas a las brochas, y que anima a los estudiantes y maquilladores a utilizar las brochas como mejor les venga, que una brocha para difuminar puede utilizarse perfectamente para aplicación, una de contorno para colorete…  Comentó que desde su punto de vista, cada maquillador tiene una “mano de obra” diferente y una vez se ha familiarizado con sus herramientas está en sus manos decidir cuáles y cómo las utiliza para obtener los resultados deseados. Esta forma tan libre de verlo me pareció muy interesante, y me hizo mucha gracia que nos dijera que no quería oirnos preguntar los números de brocha que estaba utilizando o se enfadaría.

También nos explicó un truco para aplicar la sombra de ojos de forma que esta tenga una gran intensidad y dure muchas horas. Primero aplicó un primer y a continuación lo selló con polvos translúcidos. Esto me llamó bastante la atención porque lo que (al menos yo) hago es aplicar el primer y seguidamente la sombra. Pues bien, el efecto que consiguió de esta forma fue impresionante. Aplicó una sombra turquesa que quedó tan intensa que la gente incluso empezó a murmurar y la gente que pasaba por al lado de la clase se paró a mirar. Una clase muy entretenida, educativa y que al menos a mí me inspiró mucho.

La “clase” de Alex Box fue algo impresionante. Esta maquilladora es la directora artística de la marca Illamasqua, y la verdad es que me quedé prendada de ella. Tiene un encanto muy especial, no sé, me pareció tan etérea y misteriosa… y como no, muy profesional y amante de lo que hace. Me pareció una persona tan preofesional apasionada, y de hecho, cuando vio que la sala (de un aforo de unas 500 personas) estaba a rebosar se emocionó muchísimo (incluso le tembló la voz) y dijo que eso le demostraba que su mensaje estaba llegando a la gente.

En fin, que el acto en sí consistía en la transición de un maquillaje “de la claridad a la oscuridad”, y en acompañar el proceso de música acorde con cada etapa. Y como una imagen vale más que mil palabras…

Además de las clases, tal y como comenté ayer en la primera parte de la review, había muchísimos stands de escuelas que ofrecían información sobre sus cursos, y al mismo tiempo mostraban el tipo de trabajo que hacían: maquillajes con aerógrafo, de fantasía o body painting. La verdad es que IMATS me parece una buena oportunidad para ver qué se puede aprender en cada escuela. Si estáis interesad@s en comenzar un curso, os recomiendo que vayáis, ya que además muchas de las escuelas tienen ofertas especiales para los asistentes a IMATS. Por poner un ejemplo, los cursos de Illamasqua (aunque no se trate de una escuela en sí) estaban al 35% de su precio habitual.

Además, muchas de las escuelas ofrecen cursos de caracterización, en los que se puede aprender todo lo necesario para esta disciplina, desde envejecimientos hasta aplicación de máscaras, cómo ocultar ojos, crear cicatrices y heridas, piel artificial…

La verdad es que se me hizo muy corto, y había demasiadas cosas que ver y comprar. Si tuviera que sugerir algo a la organización sería que el evento durara una semana completa, porque me lo pasé muy bien y aprendí muchísimo. Obviamente no puedo relatar y poner fotografías de absolutamente todo lo que ví, pero os puedo asegurar que fue mucho y que me faltó tiempo para todo, a pesar de haber acudido ambos días.

Mis consejos para un experiencia perfecta en IMATS

  • Comprar las entradas en cuanto salgan, más que nada porque según se va acercando la fecha del evento estas suben de precio. Lo mismo con los vuelos y hoteles. Si sabéis que vais a venir, compradlos cuanto antes. Ryanair, EasyJet y Vueling ofrecen vuelos muy económicos desde España que comprados con suficiente antelación pueden salir a 40€ ida y vuelta.
  • Comprar entradas para los dos días si os es posible. Yo soy una persona bastante rápida en cuanto a compras se refiere y aún así me faltó tiempo para verlo todo, especialmente porque el sábado por ejemplo, había demasiada gente y costaba el doble llegar a probar los productos, pagar, etc. Además, muchas cosas estaban ya agotadas el domingo o solo se vendían el sábado.
  • Llegar pronto. Si queréis pasar al menos un par de horas tranquilas, os recomiendo ir a primera hora para evitar las horas más comunes en las que todo el mundo llega.
  • Mirar todos los stands antes de comprar. Puede que los mismos productos se encuentren en diferentes stands. Por ejemplo, los productos de Make Up Forever estaban a un 20% en un stand y a un 35% en otro, ya que esta marca la venden diferentes establecimientos.
  • Hacer un planning. Es mejor si se planean bien las clases a las que se quiere acudir y se calcula el tiempo que sobra para comprar y para ver los stands, hacer fotografías, comer, etc.

Y eso es todo sobre mi experiencia en IMATS 2011. Me he quedado con muy buen sabor de boca y me siento un poco más insider de esta industria, asi que si me es posible, el año que viene tengo intención de repetir. Si pudiera volvería este mismo fin de semana.

Por supuesto, dar las gracias a la organización de IMATS por concederme los pases de prensa y apreciar lo que hago, me alegro de que la seriedad con la que me tomo mi trabajo en el blog se tenga en cuenta.

Y por último, dar las gracias a The Beauty Codes y Sin MU No Soy Nada por un día excelente y muy divertido. No dejéis de visitar sus blogs sobre belleza porque merecen realmente la pena y porque además son personas excepcionales y muy profesionales.

¡Espero volver a hacer otra review como esta el año que viene!

Review IMATS London 2011 (Los stands)

Probablemente sonará a cliché, pero el frío, el cansancio, el dolor de pies y la tarjeta echando humo… merecieron la pena.

Gracias a la muy simpática organización de IMATS que me concedió pases de prensa, pude acudir a este evento, del que tanto había oído hablar. Como ya dije en el post pre-show, IMATS viene a ser la feria más importante del mundo del maquillaje y la cosmética, donde los mejores profesionales y marcas de la industria se reunen cada año durante dos días. Y esta fue mi experiencia.

Ya desde que me subí al W3 y me di cuenta de que estaba rodeada de mujeres especialmente bien maquilladas, sabía que iba en el autobús correcto. Aún así, es bastante fácil llegar al recinto. Para vuestra información, si se coge este autobús desde la estación de metro de Wood Green, se puede llegar a Alexandra Palace en 15 minutos como mucho.

Una vez dentro, intenté visitar todos los stands ordenadamente, ya que sabía que si empezaba a lo loco acabaría por dejarme algo. Aún así no pude evitar desviarme un poco de la ruta e ir directamente a Hakuhodo, la marca japonesa de brochas. La verdad es que nunca había visto brochas tan perfectamente hechas, con acabados tan cuidados (ya que no cortan el pelo que utilizan para hacerlas, sino que utilizan su forma y largura original para hacerlas) y pelo tan suave. Los precios son bastante elevados, pero para uso profesional creo que está más que justificado. Tengo que decir que además los dependientes del stand (japoneses, obviamente) eran especialmente educados y estaban encantados de ayudar y de explicarte todo. El único problema era que tenían un sistema bastante anticuado para pagar con tarjeta por lo que la compra llevaba bastante tiempo. Y me hizo mucha gracia que TODAS las personas que pasaban por el stand decían “Que suaves son estas brochas…”.

El siguiente stand que visité fue el de Illamasqua, donde tenían muchos de sus productos especialmente rebajados. Sets de tres esmaltes por £20, sets de cuatro coloretes o sombras en polvo y en crema por £20, paletas de cuatro sombras por £12, sets de 5 gloses por £25, bronzers por £10… Además tenían un 35% de descuento en las clases de maquillaje. En el stand estaba mi amiga Amanda con su sonrisa, que me explicó que ya se habían quedado sin stock de algunos productos a las 11 de la mañana. Un éxito rotundo, vamos.

Otros stands importantes que visité fueron los de de Guru Make Up Emporium, Charles Fox y PAM, donde tenían marcas como Beauté, Make Up Forever y Kryolan a un 35% de descuento. Los Aqua Liners costaban unas £7,50, los Diamond Powders £11,75, las sombras £6.99, la paleta Rock Forever a £12,50… Para las fans de esta marca la verdad es que creo que era una oferta más que llamativa, razón por la cual estos stands siempre estaban llenísimos y costaba bastantante hacerse un hueco para probar una sombra. También tenían maletines y accesorios de la marca Japonesque.

El siguiente stand fue el de MAC Pro. La verdad es que me quedé bastante decepcionada con este. Para empezar estaba todo el tiempo llenísimo (de forma surrealista) y tenías que esperar cola simplemente para ver los productos, para después descubrir que únicamente tenían productos Pro (aunque ni siquiera vi la Face & Body), no disponían de nada de la colección permanente (es decir, que por ejemplo, las sombras que tenían eran solamente las verdes, amarillas, rojas chillonas). La verdad es que a este stand me acerqué una sola vez porque solo con ver el tumulto de gente peleando por llegar al Full Fuchsia me agobié bastante.

Uno de los mejores descubrimientos de IMATS fue la marca de brochas y pinceles Royal & Langnickel. La verdad es que a primera vista me pareció un stand bastante poco atractivo, pero una vez pude probar las brochas me llevé una muy grata sorpresa. Esta marca dispone de diferentes líneas dentro de la marca, desde la más básica y barata hasta la más profesional y un poco más cara (aunque las brochas más caras creo que costaban £14). Tienen una variedad IMPRESIONANTE de brochas, y la verdad es que la línea SILK en la que yo me centré, me pareció de una calidad-precio excepcional (son muy parecidas a las brochas de MAC y Shu Uemura).

La brocha que más me llamó la atención fue la Baby Dome es muy tupida y de gran suavidad (tan suave que hasta una opinión masculina totalmente ajena al mundo del maquillaje fue capaz de reconocer). Una marca que recomiendo mucho. Mi opinión personal es que esta marca supera con creces a marcas como Sigma o Crown Brushes. Estas dos marcas son muy buenas teniendo en cuenta su precio, pero Royal & Langnickel es ya otra historia. Por cierto, la línea económica (que no es Silk o Pro) es bastante regular, así que recomiendo recurrir a las gamas más altas de la marca.

Otro gran descubrimiento de la tarde fue la marca francesa Embryolisse. Para ser sinceros, esta marca la descubrí gracias al blog Goop.com (de Gyneth Paltrow) en el que se comentaba que esta crema era un primer perfecto para el maquillaje. Me atendió un hombre americano muy simpático que me explicó que disponían de tres líneas: la normal, anti-envejecimiento y para pieles secas. Probé la best seller (para todas las pieles) y tengo que decir que me quedé alucinada con la textura (parece espesa pero en realidad es bastante ligera y deja la piel muy suave y preparada, tanto que cuando la probé en casa casi se me olvida ponerme la base) y el olor. Además, por £15 me parece una auténtica ganga. También recomiendo mucho esta marca, tanto por su calidad como por su precio. Por cierto, le comenté al hombre del stand cómo había descubierto la marca, él no lo sabía y se llevó tal alegría que me regaló un catálogo de muestras (con unas 30 sobres de diferentes productos de Embryolisse).

La marca Inglot también me sorprendió muy gratamente. En el stand te proporcionaban una especie de pizarra magnética en la que podías poner una selección de godets (de coloretes, sombras, correctores…) y crear tu propia paleta. La pigmentación de las sombras y los coloretes es muy buena y la verdad es que por £6 la sombra, teniendo en cuenta su tamaño, está muy bien. No me quedé con el número pero ví una sombra idéntica a la Night Breed de NARS. Además también disponían de esmaltes con una variedad de colores muy ámplia.

Un stand que no conocía para nada fue el de Paperself. Son pestañas postizas con diferentes formas hechas a base de papel. Son bastante de fantasía pero me parecieron muy curiosas, quizás no son “de diario” (ejem), pero para complementar maquillajes llamativos para eventos especiales me parecieron una pasada, especialmente las que tenían forma de caballitos o plumas. Sí, de verdad, son pestañas postizas.

También tuve la oportunidad de probar (por fin) los famosos Lip Tar de OCC. Son una especie de glosses muy intensos y de una pigmentación espectacular (con una gota mínima, se pueden cubrir literalmente los labios por completo). Los colores eran bastante llamativos, pero como ocurre con otros productos el secreto está en la cantidad que se usa. Duran muchísimas horas, y aunque resecan un poco los labios, con un poco de bálsamo por encima quedan bien. Los Lip Tar costaban £7 cada uno.

Aparte de estos stands, que fueron los que más me gustaron, había marcas como Eve Pearl, Ben Nye (en el que me compré un pegamento para glitter que parece ser milagroso), NYX, BeautySoClean, Sleek… y muchas otras marcas que no conocía (ya que eran marcas que probablemente conozcan los profesionales, como las de material tipo aerógrafos) pero que tuve la oportunidad de probar y tocar.

También había muchísimos en los que estaban llevando a cabo transformaciones de efectos especiales (con caretas, envejecimientos, etc) y body-paint, así como stands de escuelas en los que ofrecían descuentos en sus cursos. Daré más detalles de esto en el segundo post sobre IMATS que publicaré dentro de poco.

En definitiva, la mejor recopilación de marcas que he visto nunca y en la mayoría de los casos a unos precios más que económicos, y todo en un ambiente muy bien logrado. La única pega es que para mi gusto había demasiada gente, pero dadas las circunstancias, fue más que soportable y volvería una y otra vez (y volvería a comprar lo que compré y más).