Eyes to Kill

LOOKROSTRO

Maquillaje para bodas, Suecia, Eurovisión y “Euphoria”

Ya estoy de vuelta de mi tercera casa, y como no, en cuanto he vuelto, el tiempo veraniego que hubo en Londres mientras yo estaba en Suecia ha desaparecido por completo. Al menos me consuela pensar que he disfrutado de un tiempo perfecto durante mi break, y pude ponerme la ropa que llevaba preparada para la boda sin ningún problema (antes de estropear unos zapatos de satén y un vestido de seda con la lluvia, preferiría ir en vaqueros y flip-flops, vamos).

Siguiendo vuestras recomendaciones me maquillé cogiendo un poco de cada comentario  que dejasteis en mi anterior entrada (mil gracias, me disteis muchísimas ideas), optando por una mezcla de tonos dorados y morados, unos pómulos suaves y labios nude/rosados. Esto es lo que utilicé en mi maquillaje:

Rostro:

  1. Prebase Mineral Veil de Hourglass
  2. Base de maquillaje Luminous Silk en tono 5.25 de Giorgio Armani
  3. Precorrector de Bobbi Brown en tono Light to Medium Bisque
  4. Corrector Mineralize de MAC en tono NW20
  5. Polvos translúcidos de Illamasqua (aplicados al final)
  6. Sculpting Powder de Kevyn Aucoin en tono Medium (para contornear)
  7. Bronzer de MAC en tono Soft Sand (ligeramente en algunos puntos del rostro)
  8. Colorete de NARS en tono Deep Throat
  9. Iluminador Celestial Powder de Kevyn Aucoin

Ojos:

  1. Prebase de sombras Eye Base Essentials de Trish McEvoy en tono Bare
  2. Sombra en crema Aqua Cream de Make Up Forever en tono #16 (párpado móvil)
  3. Pigmento Reflects Antique Gold de MAC (párpado móvil, sobre la sombra en crema)
  4. Paleta de sombras de Tom Ford en Crushed Amethyst (primera sombra en el lagrimal, tercera sombra en la cuenca y la cuarta sombra en tercio exterior del ojo)
  5. Lápiz de ojos de MAC en tono Graphblack (para delinear el ojo)
  6. Sombra de MAC en tono Carbon (sobre el delineado, para difuminarlo)
  7. Duo de sombras de Hourglass en tono Gipsy (solo la sombra clara, en el hueso de la ceja)
  8. Lápiz de ojos de MAC en tono Coffee (para rellenar las cejas)
  9. Máscara Eyes to Kill de Giorgio Armani (sigo siendo fiel a ella)

Labios:

  1. Bálsamo de labios Reve de Miel de Nuxe
  2. Labial de MAC en tono Innocence Beware! de MAC
  3. Gloss de Giorgio Armani en tono Pink (para darle calidez al labial)

En el pelo, como (para variar) hice todo a última hora, opté por una trenza tipo fishtail un poco despeinada, de este estilo (foto de Pinterest.com):

Qué os parece? Creo que al final el resultado fue bastante bueno en general, teniendo en cuenta que entre el estrés y las prisas lo hice todo bastante rápido. Tanto la ropa como el maquillaje gustaron bastante y por suerte los zapatos no son tan incómodos como parecen asi que aguanté todo el día sobre ellos (gracias Compeed!).

Antes de irme a New York la semana que viene intentaré publicar un nuevo post con las compras que hice en el aeropuerto y en Suecia, y como no, ¡sus correspondientes swatches!

Tema aparte como curiosidad. No sé si lo sabéis, pero a los suecos les encanta cantar y cualquier celebración es buena excusa para hacerlo: fiesta del cangrejo, Navidad, bodas… odio ese momento en el que me ponen el papelito con la letra (en sueco, por supuesto) delante y todo el mundo me mira como si fuera de otro planeta mientras cantan como si de un concurso de canciones se tratara. Ahora, imaginaros la euforia de los suecos cuando el sábado ganaron Eurovisión. Por supuesto el DJ no pudo evitarlo y nos puso la canción, la cual no detesto totalmente… famous last words.

Acerca de estos anuncios

I love Mondays: No podría vivir sin…

… la máscara de pestañas Eyes to Kill de Armani. He probado muchísimas máscaras (Dior, YSL, Benefit, Clinique, Chanel, Maybelline, L’Oreal, Daniel Sandler…) y esta es la que mejor me va, con diferencia.

Sí, £23 no son dos duros, pero por un producto de uso diario y que puede cambiar por completo tu mirada, en mi opinión merece la pena pagarlo.

Armani Eyes to Kill Silk Eyeshadow #3

Este es uno de los lanzamientos que con más ansia he esperado. Las sombras Eyes to Kill de Armani prometían estar en la línea de la máscara de pestañas en cuanto a calidad y la verdad es que cumplen todas las expectativas.

Como su nombre indica son unas sombras muy intensas. Son un punto medio entre un pigmento y una sombra de ojos. Cada sombra mezcla dos colores (rosa y plateado, morado y dorado, negro y rojo, etc) y tienen un acabado muy brillante. No llega a ser glitter pero sí que tiene unas partículas microfinas que reflejan la luz de forma bastante exagerada.

Esta sombra es la número 3 exactamente y combina el morado y el dorado. Me pareció una de las más ponibles y versátiles, además de que el morado es un color que favorece muchísimo a los ojos marrones.

Luz artificial


Luz natural

Es una pena que en las swatches de luz natural no se aprecie del todo la intensidad de estas sombras. Al menos la #3, tiene un color y unos reflejos IMPRESIONANTES.

En cuanto a aplicación: se necesita muy poca cantidad en cada uso (no me imagino terminando esta sombra nunca) y la verdad es que con una sola capa es suficiente para cubrir el párpado, aunque para darle más intensidad me gusta aplicar una segunda, me parece que así queda perfecto. Deja un acabado muy brillante y uniforme, que a la luz del sol queda precioso.

Ayer mismo me la apliqué a mediodía con prebase y cuando llegué a casa sobre las 11pm la sombra seguía intacta. No noté ni un solo brillo caído en las mejillas. Sim embargo, hoy he hecho la prueba y aplicada sin prebase es una sombra bastate peligrosa; aplicada a las 3 de la tarde, 4 horas después tenía bastantes brillos por la zona de las mejillas y la ojera. De todas formas, era una prueba y dudo que a nadie se le ocurra utilizar una sombra de este tipo sin prebase debido a sus cualidades de textura y pigmentación. De hecho lleva una pequeña tapa negra para prensarla (supongo que con el uso se irá soltando un poco).

Valoración: Adoración 100%

Las sombras Eyes to Kill Intense Eyeshadow de Giorgio Armani cuestan £24 y se pueden adquirir en Harvey Nichols, Harrods y Selfridges en Londres, y en El Corte Inglés en España por  unos 30€.

Eyes to Kill Mascara de Giorgio Armani

Cuando pensaba que estaba “destinada” a utilizar la máscara Effet Faux Cils de Yves Saint Laurent para siempre (porque es buenísima, pero se seca enseguida por desgracia), encontré esta maravilla.

Es el primer producto que utilizo de Giorgio Armani, aunque siempre he tenido el gusanillo de probar los labiales, ya que tienen una muy buena fama. Todo se andará. De momento, nos quedamos con esta máscara.

Descripción general

Este rimmel promete dar volumen y alargar las pestañas para proporcionar “fuerza y una textura sin igual”, gracias a la tecnología Microfil y a las micro-ceras que contiene.

El cepillo es muy tupido y a diferencia de otros, no es totalmente redondeado. Está ligeramente “aplastado” en el medio, dándole una forma de lazo al cepillo. Las cerdas son muy tupidas (diría que idénticas en un 95% a las de la Effet Faux Cils de YSL) y bastante largas. El envase es de metal, y me encanta porque es algo muy poco común, aunque pesa bastante (sin llegar a ser un problema).

Mi experiencia

Me parece una máscara excelente. Separa las pestañas perfectamente, da volumen y una largura que nunca había experimentado antes. A mi parecer, el acabado no es del todo mate, da un poco de brillo (lo que se llama “glossy finnish”) que me parece muy favorecedor y que aporta algo extra a la mirada.

De momento no he experimentado ningún grumo, pero es cierto que hay que aplicarla lo más rápido posible ya que se seca enseguida, y si se quieren dar varias capas puede quedar un poco imperfecto, por decirlo de alguna manera. Es muy fácil de aplicar, a mí me gusta darle un poco la vuelta al cepillo mientras me lo aplico porque debido a su forma “agarra” las pestañas muy bien.

En cuanto a duración, está en la línea de las mejores máscaras: dura todo el día y no se emborrona en absoluto.

La única pega que le veo es que es bastante difícil de eliminar. Yo utilizo el Cleanse Off Oil de MAC para desmaquillarme, y aunque este producto es bastante potente, tengo que insistir bastante para deshacerme por completo de la máscara. Tampoco llega a ser un problema o pega mayor, pero lo considero un pequeño fallo.

Esta máscara cuesta £23,50 y se puede comprar en Selfridges en Londres o por 30,60€ en El Corte Inglés en España.

Valoración: Un primer puesto entre todas las máscaras que he probado hasta el momento.