Maquillaje

Tom Ford Beauty

[WEEKLY HOT LIST – FONDO DE ARMARIO DE BELLEZA]

Soy la primera que admite que gasto mucho en maquillaje, probablemente una cantidad inmensa y ridícula comparada con las que no son tan Beauty Addicts como nosotras. Esto se debe en parte a que me entusiasma el maquillaje y siempre me gusta probar las novedades, y por otra parte, porque arriesgo mucho probando productos. Algunos los pruebo y me decepcionan, otros me encantan y se convierten en básicos en mi neceser.

Como ya os conté en mi última entrada, hace unas semanas hice un “spring clean” de mi cajón de maquillaje y fui bastante despiadada, mucho drama de pigmentos y eyeliners. Tiré muchas cosas, otras las separé para regalarlas y la verdad que fue como quitarme un peso enorme de encima. Después de todo, para qué amontonar cosas que sabemos que no vamos a usar? Es gracioso como podemos aferrarnos a cosas que sabemos perfectamente que se van a quedar al final del cajón suplicando que les hagamos caso hasta que su caducidad se las lleve a un lugar mejor.

Mientras hacía esta limpieza me di cuenta de que a pesar de las modas (porque las hay en el mundo del maquillaje también) hay algunos productos que siempre van a tener un lugar especial en mi neceser. No son productos precisamente baratos, pero son esos productos por los que tendría un día de luto si los perdiera, que utilizo a diario y que volveré a comprar sin duda cuando se me terminen. Digamos que los considero un “fondo de armario”, como un little black dress, unas botas negras o un bolso estructurado. Productos libres de sentimiento de culpabilidad al comprarlos a pesar de su precio porque son productos básicos de buenísima calidad, los mejores en su liga que usaremos a diario.

1. Kevyn Aucoin Eyelash Curler

Bien, las que me seguís desde hace tiempo sabéis que he probado bastantes rizadores “icónicos”. Shu Uemura, MAC, Tarte y ahora mismo estoy probando el de Charlotte Tilbury también. Hasta ahora el de Kevyn Aucoin es el mejor rizador que he probado. Cada ojo y cada pestaña es un mundo y sé que sobre todo el de Shu Uemura es un producto de culto, pero a mí no me funcionó en absoluto. No me rizaba demasiado bien pero creo que en parte esto se debía a que el rizador no me encajaba bien, se me quedaba lejos de la pestaña por la forma de mi ojo. El de Kevyn Aucoin en cambio me encaja perfectamente, me riza mucho y no me parte las pestañas. Además me gusta el detalle de la goma roja. Es un rizador que sin duda no deja indiferente a nadie, de hecho está casi siempre fuera de stock por ese motivo pero al menos en Cult Beauty lo suelen reponer a menudo. También disponible en Space NK. Es como el Birkin de los rizadores!

2. Hourglass N2 Foundation Brush

Esta brocha es mi favorita junto a la Full Coverage de Bobbi Brown. Es sintética y tiene las cerdas bastante largas, pero son suavísimas y además no se tragan las bases líquidas como otras de este estilo. Deja la base muy bien difuminada y sin marcas. Además me parece una brocha muy multiusos, porque la utilizo casi siempre para base pero también para coloretes (polvo y crema), iluminador, polvos sueltos, compactos, incluso bronzer. Su precio es bastante alto pero si queréis invertir en una brocha para el rostro y que se pueda usar para todo, sin duda os recomendaría esta 100%.

3. Charlotte Tilbury Full Fat Lashes Mascara

De nuevo, las que me seguís desde hace tiempo sabéis que mi máscara favorita hasta hace poco ha sido la Eyes To Kill de Giorgio Armani. Aún me parece una máscara excelente y la sigo recomendando, pero como he dicho alguna vez, esta de Charlotte Tilbury tiene efectos muy similares y es más económica (y fácil de retirar). Yo la uso a diario y me parece una inversión buenísima, deja las pestañas muy tupidas y largas y ni un solo grumo. Al principio la fórmula es bastante líquida pero cuando se seca un poco se hace más espesa y fácil de manejar y deja unas pestañas preciosas y muy negras.

4. Kevyn Aucoin Celestial Powder

Este producto lo conocí (como muchas de vosotras) por María, hace ya bastantes años, y la verdad es que nunca he encontrado nada parecido. Estos polvos iluminadores son finísimos, muy naturales, y proporcionan una especie de “luz que viene de dentro”. No son para nada purpurinosos  y su color champagne los hacen muy combinables con absolutamente cualquier maquillaje. Es un producto de culto y la verdad es que no me extraña porque es el “iluminador por excelencia” que seguiré comprando por muchos otros que pruebe.

5. Charlotte Tilbury Wonder Glow Instant Beauty Flash

Llevo unas cuantas semanas con este producto y estoy absolutamente enamorada. La review de este producto estará incluida en el post de review de Charlotte Tilbury que estoy preparando, pero os adelanto que estoy obsesionada con él. Es una especie de iluminador líquido que se puede utilizar solo, mezclado con la base, antes o después de ella. Se puede usar por todo el rostro o solo en las zonas que queramos iluminar. Es una especie de efecto flash que deja una tez resplandeciente y despierta que al menos a mí me hace falta! Además contiene muy buenos ingredientes, entre ellos ácido hialurónico que como ya sabéis es esencial para mantener la piel sana y elástica. Además su textura suave hace que sea una auténtica gozada usarla.

6. Louise Young Essential Eye Palette #1

Esta paleta si que es como el “little black dress” de las sombras. Compartí este post hace ya tiempo proclamando mi amor por ella y nuestra unión aún es muy fuerte y parece que también eterna. Son unos colores totalmente básicos y esenciales, como su nombre indica: dos colores topo de diferentes intesidades para la cuenca, un beige avainillado para iluminar el arco de la ceja, un negro para ahumados o delineados, un color teja para dar calidez y definición… no le falta nada. Además la fórmula es muy pigmentada y suave y os aseguro que estas sombras os durarán para siempre. Un fondo de armario totalmente necesario. La podéis encontrar en Specific Apothecary.

7. Tom Ford Lipstick

El precio de estos labiales me parece desorbitado y casi ridículo pero si queréis tener UN LABIAL de la mejor calidad que usaréis todos los días y que se convertirá en vuestro “signature look”, os recomiendo uno de estos. Para labiales que vayais a usar de vez en cuando creo que no merece la pena, pero si le vais a dar uso, esta fórmula pigmentadísima, vibrante y de larga duración es the way to go. Yo tengo unos cinco y la verdad es que los uso muchísimo, son de los pocos labiales que quedaron vivos después de la criba de la limpieza de mi cajón de maquillaje. Además, no me digáis que no es el packaging de labial más bonito que hay en el mercado. Cada vez que los uso se me escapa un suspiro.

8. NARS Blusher

No os voy a decir ningún tono en especial porque dependiendo de lo que os siente bien os gustará uno u otro (aunque a mí los que mejor me quedan en mi tono NC20 son Torrid, Deep Throat y Desire), pero la calidad de estos coloretes se merece totalmente la fama que tienen. Son suaves, pigmentados, de colores muy favorecedores, duraderos… no tengo absolutamente nada malo que decir de estos coloretes. Si queréis invertir en uno, creo que esta es la mejor opción. Los coloretes de Tom Ford también son impresionantes pero estos son mucho más baratos y su calidad se asemeja bastante, asi que no hace falta que os gastéis el doble. Otro producto de culto que merece su fama!

Y hasta aquí mi fondo de armario de maquillaje con todos los productos en los que creo que merece la pena invertir dinero, tanto por su calidad como versatilidad y duración. No he incluido bases de maquillaje porque depende muchísimo del tipo de piel que tenga cada una y la verdad es que lo que le va bien a una le puede ir fatal a otra asi que he prefrido no incluirlas.

Habéis invertido ya en alguno de estos productos? Tenéis algún otro “fondo de armario” que recomendar?

xx

Acerca de estos anuncios
LY4

Review Paleta de sombras de ojos Louise Young Essential Eye Palette

Cuando conocí a la maquilladora Louise Young en IMATS 2012 (entrada aquí), los productos de su marca empezaron a inquietarme aún más (si es que eso era posible). La verdad es que hasta entonces lo que más me había llamado la atención de la marca eran sus brochas, ya que las había visto en muchos blogs y también en algunos videos de las famosas hermanas Pixiwoo. De hecho me cogí unas cuantas brochas de Louise Young allí (además de otras tantas cosas de otras tantas marcas…), tanto para mí como para algunas amigas que me las pidieron.

Volviendo al tema. En este momento Louise Young tiene dos paletas de sombras de ojos: LY501 y LY502. Ambas se denominan “Essential Eye Palette” y tengo las dos, pero en esta ocasión voy a hablar sobre la LY501 que fue la primera en salir.

LY2

La verdad es que a primera vista os podría parecer una paleta poco llamativa, y lo entiendo perfectamente porque no es la típica paleta tipo paleta de sombras de ojos de Urban Decay con brillos y colorines que llamen la atención. Pero es que, el objetivo de la paleta es exactamente el de “esencial”. Yo la considero como el Little Black Dress de las sombras de ojos. Quizás nos llame más la atención un vestido de cola rojo de Valentino, pero en realidad acabas utilizando más el típico básico que algo más llamativo o extravagante.

Se trata de una paleta de sombras mate, que como el nombre bien indica, contiene sombras de ojos totalmente esenciales: una beige (que por cierto es parecidísima a la sombra Bruleé de MAC), dos sombras topo (una mas clara y otra más oscura), una negra y una naranja. Viene en una caja rectangular con un espejo y una brocha para aplicar las sombras de ojos, que personalmente solo me gusta para aplicar sombra en el párpado móvil o para difuminar sombras en la linea de agua del ojo (aunque la calidad del pelo es muy buena).

LY3

LY1LY4LY9La textura de estas sombras es suave y sedosísima (como se suele decir, como mantequilla), an absoluto tizosa. Es como si fuera un pigmento molido hasta más no poder y prensado después. Por ello, es muy fácil que se adhieran al pincel, de hecho con una sola pasada (suave) es suficiente para maquillar un ojo. No os miento si os digo que son unas de las sombras más pigmentadas que he probado, sobre todo el color negro. Se difuminan tan fácilmente que hasta las más patosas podemos manejarlas sin ningún tipo de problema, cosa que a mí al menos no me pasa con otras sombras negras como por ejemplo la sombra Carbon de MAC.

La duración, con prebase para sombras de ojos, es muy buena. La verdad es que no he tenido ningún problema de “desgaste”, pliegues o nada parecido, me duran perfectamente desde las 8 de la mañana hasta que llego a casa por la noche.

LY6

LY5Esta paleta la utilizo para muchas cosas, como por ejemplo:

  • Para ahumados, utilizando el negro como color principal, el naranja teja para difuminar el negro y el beige para iluminar el arco de la ceja
  • Para contornear el ojo, utilizando las sombras topo (dependiendo de cuánto quiera marcar uso la más clara o la más oscura) en la cuenca y la beige en el arco de la ceja. Perfecto para darle un poco de forma al ojo cuando no quiero maquillarme demasiado
  • Para difuminar sombras de colores (el color topo más claro), sobre todo queda precioso con sombras doradas
  • La sombra naranja teja en la V externa, con sombras marrones con shimmer en el párpado móvil, un poco de la sombra topo clara en la cuenca y la beige iluminando el arco de la ceja
  • El color negro con un pincel húmedo como eyeliner
  • El color negro para sellar el lápiz de ojos negro cuando me perfilo los ojos
  • Las sombras topo con un pincel biselado para rellenar las cejas (queda muy muy natural)
  • Los colores topo para contornear el rostro. Utilizando una brocha para contornear queda perfecto ya que tienen el efecto de una sombra real en el rostro
  • El color naranja teja como colorete

Abajo podéis ver las swatches de la paleta de sombras de ojos con luz solar directa e indirecta (aunque parece ser que el día que las hice, para variar, mucho sol no había).

LY8LY7De verdad os digo que es una paleta que utilizo todos los días desde que me hice con ella a mediados del 2012 (más o menos). Estas fotos son de aquel entonces (siempre hago fotos a los productos antes de empezar a usarlos), pero la verdad es que a pesar de utilizarla todos los días, debido a la poquísima (no os exagero, no hace falta ni pasar en pincel dos veces) cantidad que hay que utilizar cada vez, no he llegado ni siquiera a la mitad de ninguna de las cinco sombras. Estoy empezando a pensar que son infinitas.

Esta paleta cuesta £30, que no es baratísimo pero si fragmentamos el coste, estamos hablando de 5 sombras a £6 cada una, y una brocha de regalo, y teniendo en cuenta lo que duran estas sombras, calculo que esta paleta me durará por lo menos dos años (tirando por lo bajo), por lo que en realidad a la larga sale baratísima, y además podemos usar las sombras como perfilador de cejas o contorno para el rostro. Alguien da más?

Está clarísimo que lo que Louise Young tenía en mente al crear esta paleta, era un producto versátil y esencial que no puede faltar en la colección de maquillaje de ningún profesional o aficcionado al maquillaje que se precie. Diría que incluso si lo vuestro (como es mi caso) son las sombras brillantes o con shimmer, es una paleta absolutamente esencial para complementar cualquier sombra o look. Y es que si algo puedo decir de Louise Young (aparte de que me pareció una mujer guapísima en persona) es que sabe lo que hace.

Valoración: Como he dicho, el Little Black Dress de cualquier colección de maquillaje

Se puede comprar en la web Louise Young Cosmetics por £30 más gastos de envío.

ETK4

Armani Eyes to Kill Intense Eyeshadows

Si hay un producto de maquillaje del que nunca tengo suficiente, son las sombras de ojos. No soy de llevar labiales de colores cantosos o muy llamativos, más que nada porque me gusta mucho más destacar la mirada, asi que tiendo a variar de sombra de ojos mucho más de lo que varío en labiales (siempre acabo con el típico nude o rosa claro).

Las sombras de MAC son probablemente mis favoritas en cuanto a básicos se refiere (Patina, Woodwinked, Bruleé o Espresso por ejemplo), pero en cuanto a colores intensos e hiper-pigmentados se refiere, las sombras Eyes to Kill de Giorgio Armani no tienen rival. Yo tengo los siguientes números: #3, #4, #6, #22, #23.

Estas sombras vienen en un envase redondo que se abre a rosca. Dentro del envase hay una especie de tapa para prensar la sombra, ya que las sombras Eyes to Kill de Giorgio Armani se asemejan más a un pigmento prensado que a la típica sombra en godet de toda la vida.

 

ETK0

Su textura es sedosísima. De hecho, al pasar el dedo por encima dan una sensación de humedad, como si fueran sombras en crema. La pigmentación de estas sombras es algo fuera de lo normal, he probado muchas sombras de muchísimas marcas de diferentes rangos de precio y nunca he visto nada parecido (quizás algunas de Shu Uemura se acerquen a este nivel de pigmentación, pero no lo llegan a igualar). Por esto, hay que tener mucho cuidado a la hora de la aplicación ya que es muy fácil pasarse y aplicar demasiado. Con pasar el pincel una vez por encima en forma circular se tiene más que suficiente para todo el párpado (si tenéis los párpados tirando a pequeños, incluso menos). Abajo en orden #22, #4, #6, #23 y #3.

ETK8

ETK7ETK6ETK5ETK2El acabado de las sombras es muy (muy) brillante, casi metálico diría. Si os gustan más los colores mates, os aconsejo que huyáis de estas sombras. Los brillos de cada sombra varían según la luz que les de y podría decirse que en la mayoría de las sombras los brillos son de varios colores. Algunas de estas sombras vistas al sol son increibles, por ejemplo la #3. Son perfectas para usarlas sobre todo el párpado e iluminar el arco de la ceja con una sombra discreta, ya que “visten” muchísimo. Abajo con luz solar directa, indirecta y luz artificial (perdón por la calidad pero era la única forma de capturar los colores y brillos), y de arriba abajo teniendo en cuenta la primera foto, #22, #6, #4, #3 y #23.

ETK9

ETK11ETK10

La duración de estas sombras es inmejorable incluso utilizándolas sin prebase, aunque yo, por manía o costumbre siempre las suelo utilizar con ella, pero también las he probaddo sin y el resultado ha sido prácticamente el mismo. De hecho, la web de Giorgio Armani se refiere a ellas como “sombras de 24 horas de duración”, y añade que “no hacen pliegues y son resistentes al agua”. La verdad es que hasta este momento no se me había ocurrido hacer la prueba, pero confirmo que sí son resistentes al agua. Acabo de hacerme un swatch en la mano y la sombra ha seguido intacta después de estar bajo el grifo durante más de medio minuto. Solo al frotarla he conseguido que se moviera, y aún así me ha costado un poco hacerla desaparecer por completo.

Los colores que yo tengo son bastante diferentes entre sí, y todos me encantan. Me costaría mucho elegir mi favorita pero creo que si tuviera que decidirme, probablemente me decantaría por la #3 y #4, aunque como he dicho, cada sombra tiene “su aquel”, y si no fijaros en los brillos (de nuevo, perdón por el desenfoque pero solo así salían los brillos).

ETK12

El único problema que les veo es el precio. Ahora mismo cuestan £26 en el Reino Unido, que equivale a unos 31€, lo cual me parece carísimo para una sombra de ojos. Sin embargo es cierto que con la poca cantidad que hace falta en cada aplicación, una sombra de estas nos va a durar básicamente toda la vida, maquillándonos con ellas cada día. Además, la pigmentación, el acabado y los colores son únicos y me parecen una buenísima inversión. No creo que sea necesario tener tantas sombras Eyes to Kill como otras (por ejemplo, nunca se tienen demasiados marrones, color topo o beige), pero como colores puntuales y llamativos me parecen la mejor opción en el mercado ahora mismo. Sin duda una de esas compras de maquillaje que se pueden considerar “el tesoro” de nuestra colección de maquillaje.

Si queréis saber más sobre Giorgio Armani Beauty no dudéis en visitar el blog de The Beauty Codes y leer esta genial entrada.

Valoración: Perfectas en todos los sentidos.

Se pueden comprar en Selfridges, Harrods o Harvey Nichols en Londres por £26.

NOV1

Últimas compras (maquillaje, tratamiento, ropa) y mini-reviews

Hace poco me propuse bajar el ritmo de compras de ropa y maquillaje, más que nada porque con esto de la mudanza me di cuenta de que tenía mucho más de lo que necesitaba (cosa que seguro os pasa a todas). Sin embargo creo que no era el mejor momento para esta “propuesta”; es justamente la temporada en la que salen todas las colecciones de Navidad y las colaboraciones de H&M. Vamos, que era una propuesta destinada a fracasar.

Esta vez me ha dado bastante por las marcas asiáticas, y como comenté hace poco en Twitter, hice muchos pedidos a Sasa.com (tengo pendientes muchísimas reviews), pero en cuanto a maquillaje, he decidido comprar solo marcas asiáticas de gama más bien alta, ya que lo poco que he comprado en Ebay o Sasa de maquillaje asiático ha resultado ser una gran decepción.

En cambio marcas japonesas como Suqqu, RMK o Shu Uemura son marcas que nunca fallan, tienen una calidad impresionante y la verdad es que sacan colecciones que siempre me tientan. Y aunque no sea japonesa, siempre me pasa lo mismo con Hourglass, sobre todo con sus brochas… estas son las tentaciones a las que he sucumbido en las últimas semanas:

  • SUQQU Christmas Collection 2012 Makeup Kit A. Incluye una paleta de cuatro sombras de edición limitada (EX-09 Momoawayuki), que lleva un minipincel y una funda de terciopelo, máscara Volume Long de 4g, Reset Cleansing Cream y Refining Foam, y un neceser plateado. Este es un capricho que tenía desde hace mucho, pero todas las Navidades llegaba tarde y ya estaba agotado, asi que esta vez me planté en Selfridges el mismo día de su lanzamiento y me hice con el set por fin!
  • RMK Creamy Sheer Powder Cheeks 02 Pink Beige. Es un duo de colorete/bronzer e iluminador. El iluminador es en textura crema y acabado en polvo, y el colorete/bronzer es en polvo. Tienen una textura finísima y un acabado satinado precioso. Me parece perfecto para llevar en el bolso o de viaje también. Este duo era de los últimos que habían sacado. Viene con su propia brochita.
  • SUQQU Eyebrow Liquid Pen 01. Es uno de los bestsellers de la marca. Rellena las cejas de una forma muy natural y además es resistente al agua. Al menos a mí, me queda muchísimo más natural que con lápiz o polvo. Viene en formato tipo rotulador.
  • Shu Uemura Creamy Eyeshadow en tono Brown 871. Un color marrón chocolate con una especie de glitter finísimo de muchos colores. Tiene un efecto impresionante cuando le da el sol (y estoy hablando de apreciación masculina, que normalmente suele ser totalmente nula en cuanto a maquillaje).
  • Hourglass Retractable Kabuki Brush. Una de las últimas brochas que ha sacado la marca. Necesitaba algo así para llevar en el bolso para retoques, y fue tocarla y tener que comprarla. Es suavísima y tupidísima, no sé cómo he podido vivir sin ella hasta ahora…
  • Trish McEvoy Eye Base Essentials en tono Demure. Como buena amante de los brillos, esta base es en textura casi mousse y de color piel, pero con brillos plateados. Perfecta para llevar sola o como base para dar un poco de vida a la sombra que se ponga encima.
  • Bobbi Brown Corrector en tono Light to Medium Bisque. Es mi tercer bote de este corrector/precorrector, me sigue encantando. Podéis ver una review extensa aquí.
  • Bálsamo labial Lip Pure de Montholatum, Natural. Lo compré en Sasa.com en uno de mis pedidos y la verdad es que no he pensado en hacer review completa porque se trata de un simple bálsamo al fin y al cabo, pero es genial. Tiene una textura sedosísima, muy “resbaladiza” y nada pegajosa. Cuando estuve en Praga me lo llevé conmigo por suerte, y a pesar del cambio brusco de temperatura y el frío hicieron estragos en mis labios, este bálsamo me los “arregló” en menos de un día. Lo compré en Sasa.com. Muy recomendable, y más aún por su precio de £3.40, es todo un tesoro y ya tengo otro en camino (este ya se me está terminando, no puedo parar de usarlo).
  • Ishihara Love Bubble Foaming Net. Es una redecilla con una esponja en forma de corazón dentro, para hacer espuma con los limpiadores. Se humedece la redecilla, se echa un poco de limpiador dentro y se frota durante unos segundos. Poco a poco empezará a salir una espuma muy fina (textura tipo marshmallow). La compré para usarla con un limpiador que casi no me hacía espuma y la verdad es que es alucinante toda la espuma que puede llegar a sacar! Además es una espuma muy fina (las burbujas son diminutas) asi que es mejor para la piel (ya que no estás creando la espuma directamente en la piel). Una gozada, y más aún por £1.70 en Sasa.com, aunque ahora mismo está out of stock.

Por otra parte, a pesar de que estaba convencida de que no iba a comprar absolutamente nada de esta colección después de las decepciones de Lanvin y Versace, me pasé por H&M con mi hermano londinense y ambos pecamos levemente con la colección de Maison Martin Margiela. Mr. M se compró una chaqueta de traje de color camel PRECIOSA que le hacía parecer un Ken en toda regla, y yo por mi parte me compré una falda (que a primera vista puede parecer un tanto… difícil?) de color azul marino, con un corte y una confección muy desiguales y representativas de la marca MMM. También me compré una chaqueta de traje gris (“como si no tuvieras suficientes”, según el sueco), con unos cortes bastante especiales (todavía no le he quitado los hilos blancos de las medidas de las mangas y los hombros pero no creo que me haga falta ajustarla). La tela de esta chaqueta me parece de buenísima calidad, a diferencia de otras prendas de la colección.

Si os gusta Maison Martin Margiela, os animo a que os paséis a ver la colección, ya que muchas de las prendas están basadas en piezas originales de la casa, y son dignas de ver en persona. Está claro que no es una marca que sea, como decirlo, plato de gusto de todo el mundo, porque tiene algunas piezas bastante surrealistas y difíciles de llevar; no es una marca “hecha para las masas”, por así decirlo… pero la verdad es que me encantó verlo todo en persona, ni una sola prenda de la colección me dejó indiferente (que no es lo mismo que gustar, pero os aseguro que os harán levantar las cejas).

Conocéis las marcas japonesas que he mencionado? Habéis caído con algún producto de esta colección de MMM para H&M?

TF2

Tom Ford Blush: Wicked (Review & Swatches)

Una de las cosas que se me quedó en el tintero fue la review de los coloretes de Tom Ford; son unas reviews que me habéis pedido muchísimo, ya que no son unos coloretes precisamente baratos y para colmo, bastante difíciles de encontrar en España.

Solo tengo dos coloretes de esta marca: Wicked, que es el protagonista de esta entrada, y Flush, que se queda en la recámara hasta otra entrega.

Los coloretes de Tom Ford vienen en el típico envase de la marca, en color marrón oscuro/rojizo y con bordes dorados. Me encanta este formato porque a pesar de ser bastante grande, es muy ligero, y además lleva un espejo por dentro, con el nombre de la marca inscrito.

Wicked es un color un poco raro y diría que difícil de describir. No es rosa fucsia, ni rosa pastel; es un color intermedio con un poco de tono rojizo, y con una especie de reflejo plateado. Además el acabado no es mate, ni tampoco frost del todo, es algo también intermedio. Entre lo mucho que me cuesta describir los colores y la rareza del tono, espero no haberos dejado más confundidas aún.

La textura de estos coloretes es suavísima. No encuentro ninguna palabra en castellano que pueda describir la textura, pero en inglés sería “buttery”, como mantequilla, vamos. Es una textura tan densa que al tacto casi parece crema. La pigmentación es, cuanto menos, sorprendente. Si los coloretes de NARS son pigmentados, estos ya son otro nivel, y quizás un nivel que casi sobrepasa el límite. Con simplemente rozar la brocha sobre él, es suficiente para una mejilla (y quizás sobra).

Sin embargo, tengo que decir que difuminarlo es una gozada. Se integra con una facilidad increíble en la piel y el acabado es muy natural, nada tizoso o exagerado (siempre y cuando, como he dicho, se tenga cuidado de no coger demasiado producto). A pesar del acabado semi-brillante de Wicked, no es algo que quede excesivamente evidente en la piel. De hecho, el acabado (no el color en sí) me recuerda mucho al del colorete Orgasm de NARS, con ese mismo sheen pero en plateado en lugar de dorado.

En cuanto a durabilidad, la verdad es que los encuentro en la misma linea que los de NARS. No es eterno, pero me dura perfectamente desde que me lo pongo por la mañana hasta que vuelvo del trabajo por la tarde/noche, con un poco de decoloración en los bordes, que es lo que me pasa con absolutamente todos los coleretes habidos y por haber.

La mejor brocha que he encontrado para aplicarlo es la de colorete de RMK, que está hecha con pelo de ardilla y la verdad es que aplica los coloretes pigmentados con mucha mesura, y al ser de pelo largo y no demasiado tupido, lo distribuye y difumina con muchísima facilidad.

La verdad es que aún siendo un colorete carísimo, tiene varias ventajas como a) gracias a su pigmentación, será un colorete que durará muchísimo tiempo b) es un color bastante universal que puede quedar bien a todo tipo de pieles c) no es el colorete más discreto, pero es totalmente ponible para diario, con lo que se le puede dar muchísimo uso.

Sigo diciendo que los precios me parecen desorbitados, pero aún así tengo que confesar que los dos coloretes de Tom Ford que tengo son dos de mis favoritos… tanto por su calidad y colores especiales como por su packaging, y por supuesto, porque no deja de ser un producto de Tom Ford, que como sabéis me encanta.

Valoración: Si os gustan los productos de maquillaje de lujo, siempre que su calidad sea óptima, esta es la primera opción a considerar.

Se puede comprar en House of Fraser por £46.