ballet-pointe-shoes

Viernes de curiosidades: cómo se hacen los “pointe shoes” de ballet

Sé que este post llega un poco retrasado pero por algún motivo la publicación automática no me funcionó ayer. En cualquier caso, aquí está el video de curiosidades de los viernes (en sábado).

Si hay una cosa que le agradezco a Londres, es haberme dado la oportunidad de retomar ballet en una buena escuela (bueno, quizás también le agradezco las sample sales de Rupert Sanderson, confesemos). Si hay una cosa sobre el ballet que llama la atención general son los pointe shoes, que son básicamente los zapatos que permiten a las bailarinas bailar de puntillas, dicho de alguna forma.

En ballet existen tres tipos principales de zapatos: slippers (los blandos para trabajo en plano o en demi-pointe, que es “casi totalmente de puntillas”, es decir, con los dedos aún planos en el suelo – difícil de describir!), de demi-pointe (obviamente para trabajo en demi-pointe) y los de pointe, que son los únicos que se utilizan para bailar “totalmente de puntillas”. La diferencia principal entre estos tres es el shank, que es la parte dura de los zapatos que va por dentro, por decirlo de alguna forma, y la box (la puntera o “caja” donde se meten los dedos). Los slippers no tienen shank ni box, los de demi-pointe (o soft blocks) no tienen shank y su box está hecha de menos capas que la de los de pointe, por lo que no permiten trabajo en pointe, y los de pointe tienen un shank totalmente rígido y un box más grueso.

En este video de la Royal Opera House podéis ver cómo se hacen los zapatos de pointe de principio a fin. La marca Freed es una de las más importantes asi que creo que es un buenísimo ejemplo de este proceso para los que tengáis un poco de curiosidad sobre este tema.

Como curiosidades: lo común es que los zapatos de pointe vengan sin los lazos; éstos se cosen aparte (normalmente tú misma) y se atan de una forma especial. También hay que comentar que al contrario de lo que se piensa, no se hace trabajo en pointe desde el primer día que se comienza a practicar ballet. Para poder trabajar en pointe hacen falta un mínimo de 2 a 4 años de experiencia en ballet y practicarlo muy asiduamente para evitar graves lesiones en pies y tobillos.

Que paséis una buena Semana Santa y espero que os guste el video!

About these ads

4 comments

  1. me encanta esta entrada y me encanta que tu blog sea diferente a tooodos los demas de belleza que leo..como dijo freddie mercury: “hay que llevar el ballet a las masas”…ciaoo

    1. Madre mía muchas gracias por tu comentario! No me puedo imaginar nada más bonito que se podría decir de mi blog, en serio, gracias!

  2. Me encanta esta entrada! Yo practiqué ballet hasta los 18 años (lo dejé por que exigía demasiado tiempo y demasiados sacrificios) y todavía se me saltan las lagrimillas cuando veo mis viejas zapatillas de puntas.

    1. Te entiendo Rebecca, por eso mismo yo lo volví a retomar, llevaba pensándolo mucho tiempo y es lo mejor que he hecho en mucho, volver a practicarlo aunque mis pies se hayan vuelto a resentir jaja. Seguro que debes bailar genial :) Y si lo echas de menos vuelve al menos para dar alguna clase de vez en cuando! Seguro que te sienta genial. Un besazo xx

Los comentarios están cerrados.