sale3

Guía de supervivencia para las rebajas online y en Londres

Ya que la cuenta atrás para las rebajas (al menos en Londres, donde siempre empiezan el día 26 de diciembre, Boxing Day) ha comenzado, y como muchas de vosotras me comentasteis por Twitter que os interesaría este post, he creado esta especie de “Guía de supervivencia para las rebajas”, donde doy algunos consejos y trucos a utilizar en esta época tan frenética.

Hace muchísimos años que no voy a las rebajas en España pero estoy segura de que más o menos es lo mismo en todas partes: tiendas hasta los topes (algunas incluso con colas para entrar), colas de varios metros para los probadores o para pagar, y en algunas tiendas la ropa totalmente desordenada y por todas partes.

De todas formas, durante las rebajas en Londres, teniendo en cuenta lo grande que es esta ciudad, y además, que es uno de los mayores destinos turísticos en estas fechas, os podéis imaginar el caos que se vive los primeros dos días. Y si no os lo podéis imaginar, aquí podéis verlo directamente:

No, puedo pensar en otra manera más horrible de pasar el día post-navideño.

Es por este motivo que desde hace años ni se me ocurre bajar al centro de Londres entre los días 26 y 28 de diciembre, y me limito a mirar y comprar desde mi sofá, con mi ordenador y un cafecito, tranquilamente. Estos son mis consejos para unas rebajas libres de estrés y de pérdidas de tiempo (y dinero) innecesarias.

1. Decidir el presupuesto… flexiblemente.

Creo que este es el paso más importante de todos. Puede parecer muy obvio, pero es este paso el que determinará las tiendas online en las que vayamos a comprar y realmente qué vamos a comprar. Pero creo que lo más importante es mirar un poco hacia el futuro y ser un poco flexible. Por ejemplo: necesitamos unas botas negras y una cazadora de cuero; imaginaos que en total nos costaría todo £300 en rebajas y nuestro presupuesto inicial son £250. Es mejor gastarse un poco más y comprar lo que queremos y necesitamos por £50 más, que comprar otras cosas más baratas por £250 que realmente no necesitamos tanto, y además, tener que comprarnos unas botas negras a precio completo dentro de dos meses porque realmente las necesitamos.

2. Pensar con la cabeza fría

Es MUY fácil dejarse sale4llevar por las gangas y por la emoción del momento (o quizás incluso el miedo a que algún producto se termine antes de que completemos la compra), asi que muchas veces acabamos comprando cosas que realmente no queríamos o necesitábamos. Por eso lo mejor es hacer una lista con las cosas que realmente queremos o necesitamos, antes de que las rebajas empiecen. Así después, si durante las rebajas encontramos alguna otra cosa que nos interesa a buen precio, tendremos una lista clara de nuestras “prioridades” y tendremos la oportunidad de considerar si creemos que merece la pena sacrificar alguna de éstas por el nuevo capricho que nos hemos encontrado de paso.

3. Seleccionar las páginas web donde queremos comprar

A mí lo que no me gusta es ir a ciegas y sin rumbo por internet, perdiendo el tiempo en pensar y decidir en qué páginas voy a comprar el mismo día de las rebajas. Lo mejor es seleccionar las páginas en las que queremos comprar y guardarlas en favoritos, para que así el día que empiece toda la locura, solo necesitemos ir de click en click. Algunas páginas que me encantan y que hacen buenísimas rebajas (y que de hecho casi todas envían a todo el mundo) son Net-A-Porter, Matches Fashion, Shopbop, y por supuesto, Selfridges, House of Fraser, Harvey Nichols, o Harrods. 

Otras marcas específicas que suelen hacer buenos descuentos y que también me gustan mucho son GAP, French Connection, Zara, Alexander McQueen, Rupert Sanderson, Warehouse o Next, entre otras.

4. Registrar…

Vais a pensar que soy un poco exagerada, pero en época de rebajas no hay tiempo que perder. Por eso, recomiendo que os registréis de antemano en las páginas web donde creéis que vais a comprar, y que intruduzcáis y guardéis vuestra dirección de envío en vuestro perfil. De esta forma no tendréis que pararos en este paso en medio de toda la locura que suponen las rebajas. Además, si hacéis esto con bastante antelación, puede que incluso os manden por email cupones con descuento extra para las rebajas!

5. Pensar en lo que más dinero nos va a ahorrar

Personalmente, en época sale3de rebajas, prefiero comprar únicamente cosas que realmente necesito y que tienden a ser más caras. Por ejemplo, aunque necesite camisetas básicas, si éstas me van a costar £12 en temporada normal y £9 en rebajas, ni siquiera me molesto en comprarlas. Prefiero utilizar mi tiempo y dinero en cosas más “grandes” en las que me voy a ahorrar más dinero, como por ejemplo, unas botas, un buen bolso, un abrigo… para mí las rebajas no significan comprar lo máximo posible con mi presupuesto, sino más bien ahorrar lo máximo posible. Esto es mucho más fácil hacerlo online ya que podemos utilizar filtros para llegar a lo que queremos comprar (p.ej. zapatos>botas>color negro>de mayor a menor descuento o de menor a mayor precio).

6. Barajar diferentes páginas web

Si varias páginas web tienen la marca o el producto que queremos, nunca está de más echarles un vistazo a todas, para asegurarnos de que estamos comprando al mejor precio. Por ejemplo, en cosméticos, John Lewis, Debenhams y House of Fraser tienen casi todas las mismas marcas, pero he llegado a encontrar hasta un 20% de diferencia de rebaja entre estas tres páginas, por lo que antes de comprar siempre les echo un vistazo a las tres. Tampoco está de más mirar con antelación la política de devoluciones de cada página, ya que cada una tiene sus propias condiciones y pueden o no cobrar por devolver un producto, dar únicamente una semana para devolver el producto, etc.

7. No dormirse en los laureles (e insistir)

Esto de las rebajas en Londres, tanto en las tiendas físicas como online, es como lo de los pisos: no hay tiempo para pensárselo tranquilamente. Muchas de las páginas web que he mencionado más arriba suelen incluso saturarse en las primeras dos horas del día 26, porque obviamente todo el mundo quiere las mejores ofertas en los mejores productos… por lo tanto, es normal que encontremos únicamente “morralla” a los dos o tres días de empezar las rebajas. Aunque, hay que tener en cuenta que puede que haya devoluciones más o menos a partir del quinto o sexto día (doméstico), con lo que no está de más volver a la página para ver si han respuesto stock o si mágicamente ha vuelto a aparecer nuestra talla de ese vestido que nos quitaron de las manos (por así decirlo) el primer día.

8. Comprar en un orden inteligente

Lo mejor, según mi New West End - Boxing Day Sales on Oxford Street - December 26, 2011experiencia, es empezar por los productos más populares de nuestra lista y terminar con los menos populares o “masificados”. Por ejemplo, es más posible que las botas que más de moda estén en este momento se agoten antes que unas botas negras de ante normales y corrientes. Pero también es más normal que unas botas de ante normales y corrientes se agoten antes que un bolso de mano de color rojo y de charol (por poner cualquier ejemplo, pensad en cualquier cosa específica a un gusto específico que no sea lo más IT del momento).

9. “Clearance”

Esta palabra significa, básicamente, “los restos de las rebajas”. Es decir, las rebajas serían las SALE, y el clearance es la última rebaja de lo rebajado. Las clearance suelen empezar una semana o dos después del primer día (dependiendo de la tienda), y la verdad es que la mayoría de las cosas son “lo que nadie quiere”, pero siempre merece la pena echar un vistazo rápido por si por casualidad encontramos algo que necesitamos, a precio muy rebajado, y con suerte, en nuestra talla. Es cierto que en lo que a cosméticos se refiere, siempre suelen quedar las típicas sombras de colores surrealistas, la máscara de pestañas más popular pero en color verde, o la base más popular en tono “Caribe”, pero yo he encontrado algún que otro tesoro por dos duros. También es cierto que en la época de clearance, las que más suerte pueden tener son las personas con tallas menos comunes, como por ejemplo, un 35 o un 41 de pie, porque muchas veces son las tallas que suelen quedar hacia el final de las rebajas.

10. Si después de todo decidís ir a las tiendas físicas…

Os recomiendo que os llevéis un kit de superviviencia. Esto incluiría ropa fácil de quitar y poner, preferiblemente en dos piezas, y preferiblemente, una falda, medias negras tupidas y una camiseta muy ceñida y básica y unas botas o zapatos sin cordones. Así, si los probadores están hasta los topes, siempre podéis buscar una esquina discreta y probaros la ropa sobre la que lleváis puesta sin montar un espectáculo. Aunque quiero recalcar que esto no sirve en tiendas como Selfridges, Harrods y del estilo, primero porque lo tienen prohibido y segundo porque este sistema es más bien para tiendas de menos “pijerío”, por decirlo de alguna forma.

Otra cosa que también podéis hacer, es llevar dinero en metálico aparte de llevar las tarjetas. Lo digo más que nada porque en época de rebajas siempre hay alguna caja cuyo lector de tarjeta se estropea, y será en ese momento, cuando la dependienta pregunte si hay alguien que va a pagar en metálico, donde veréis la luz al final del tunel, porque casi nadie lleva dinero en metálico.

Por supuesto, esto solo es sales1aplicable hasta cierto punto. Si por ejemplo queréis compraros un bolso de Marc Jacobs, no es muy buena idea llevar £350 en el bolso, porque a) con toda la locura, se os puede perder el dinero y b) hay gente que en Londres aprovecha las multitudes de las rebajas para apoderarse de lo ajeno. Por eso, también es muy buena idea llevar un bolso cerrado, nunca mochila o bandolera que pueda quedarnos por detrás.

Otro consejo que suelo dar mucho a la gente que viene a comprar a las rebajas en Londres, es que si están totalmente empeñados en ir a las tiendas físicas y realmente quieren tener la oportunidad de elegir, vayan a hacer cola. Y no me refiero a llegar a las 8:45 cuando las tiendas abren a las 9. Aquí en Londres la cola de Selfridges o Westfield suele empezar sobre las 5.30-6 de la mañana. Incluso hay gente que pasa la noche allí, al más puro estilo fan de boyband de los 90. De verdad que no os estoy exagerando.

También suelo recomendar, que vayan con expectativas realistas. Si queréis ir a las rebajas de Selfridges o de Harrods, no esperéis encontrar un bolso de Miu Miu o Vivienne Westwood por £50-£100. Sí, es es época de rebajas, pero pocas tiendas de grandes marcas hacen descuentos del 70 u 80%, suele ser más bien entre el 10 y el 40% como mucho. Por lo tanto, los bolsos de marca seguirán costando £250-£500, las carteras mínimo £100, etc. Lo que normalmente es muy caro sin rebaja, suele ser caro con rebaja. Aún así eso no quita que te ahorres muchísimo dinero, porque por ejemplo, ahorrarse un 30% en unos zapatos de Jimmy Choo en Selfridges es ahorrarse £150, que no es poco.

Espero que con estos pequeños consejos vuestras rebajas de este año sean un poco menos estresantes y más productivas, y por favor, si compráis algo, volved y comentadme qué habéis comprado y si alguno de mis tips os han servido!

Un abrazo,

LIMSLOGO

About these ads

3 comments

  1. Lo de “al más puro estilo fan de boyband de los 90″ me ha llegado al alma… ¡Tú has sido fan! ;) Genial la entrada, por cierto.

  2. un post de 10!! No hay nada más que decir :) se va directo a mis liked post en bloglovin. La única pega es que el día 26 estoy fuera de mi casa y no voy a poder ir a las rebajas online :( Esperemos que cuando vuelva quede algo que nadie quiere pero yo sí jajajaja!!!

Los comentarios están cerrados.