travel

[THE ETERNAL TRAVELLER SYNDROME]

Pocas veces me ha pasado esto de escuchar a alguien y sentir que están describiendo lo que tú misma piensas y sientes palabra por palabra. Por casualidad me he encontrado con este video y me ha puesto los pelos de punta; ha sido como escucharme hablar a mí misma durante casi catorce minutos.

Desde muy joven he viajado mucho y he vivido en unos cuantos países, en algunos más y en otros menos, y es cierto que te cambia completamente. Tus costumbres, tu forma de pensar, tus objetivos en el futuro, lo que consideras “nomal”, tu forma de percibir el tiempo, tu personalidad, tus gustos. En general, te enriquece como persona, te hace más abierta y sobre todo más “libre”. Es también como si estuvieras aprendiendo mil cosas diferentes cada día y esto fuera como una constante inyección de adrenalina. Pero es cierto que al mismo tiempo te proporciona una nostalgia constante, que estés donde estés, te hace querer estar en otro sitio.

La narradora de este video probablemente haya vivido en países diferentes, durante más o menos tiempo, llevará un estilo de vida diferente, querrá diferentes cosas y habrá tenido experiencias muy diferentes a las mías, pero quitando ese contexto específico, si queréis “escucharme” palabra por palabra durante un ratito, dadle al play.

 

About these ads
glowing skin

[Beauty secret weapons in a tube]

Antes de nada, un breve inciso sobre mi entrada anterior: No trabajo en Duck & Waffle, sino que simplemente fui a cenar allí para celebrar mi nuevo trabajo (que no tiene nada que ver con la hostelería). Asi que sintiéndolo mucho me temo que no os podré invitar a nada allí… creo que hubo una confusión con la construcción de la frase, que me ha hecho aprender la vitalidad de las comas bien puestas.

Y a lo que íbamos. El 99% de mis productos de belleza favoritos vienen en formato tubo. No solo por comodidad sino también porque a) el riesgo de contaminación de los productos en bote es de 100% y b) los ingredientes se conservan mucho mejor de esta forma. A lo largo de los últimos meses he estado renovando mi “cabinet” de belleza, después de conseguir aceptar que simplemente había algunos que no iba a utilizar, por muy llenos que estuvieran. Momento traumático donde los haya, esa aceptación de que has malgastado el dinero, pero muy necesario para hacer espacio y permitir que tu rutina facial progrese!

Siempre viene bien un poco de “spring clean”, aprovechando que ya está aquí la primavera. Estos productos funcionan perfectamente en mi piel mixta (zona T grasa y partes de las mejillas secas) y son mis “milagros en tubo” que contribuyen a la felicidad diaria de mi piel.

MIRACLE TUBES

A-DERMA Epitheliale A.H – Crema reparadora para pieles muy sensibles, indicada incluso para después de intervenciones dermatológicas (peelings, láser, etc). Contiene ácido hialurónico (2%) y algunos aceites naturales, y normalmente la utilizo en las mejillas que es donde tengo algunas marcas, y sobre todo cuando me he hecho algún tratamiento de belleza más intensivo/abrasivo de lo normal.

ORIGINS Clear Improvement Mask – Mascarilla purificante con carbón – sí, carbón. Descongestiona los poros y purifica la piel. La utilizo en la zona T y en la barbilla dos veces a la semana y me gusta mucho la sensación de frescor y de “poros limpios” que deja, además tiene una textura tipo crema que no es para nada “arenosa”.

HOMEOPLASMINE, Boiron Laboratories – La pomada multiusos por excelencia. Es muy emoliente (textura tipo vaselina un poco derretida), y la utilizo para todo, básicamente. En heridas y quemaduras superficiales, eccemas, en los labios, lo mezclo con hidratantes corporales más ligeras… contiene ingredientes antisépticos y calmantes asi que es perfecta para todo esto. Si no la tenéis, estáis tardando, este es mi segundo tubo.

&OTHER STORIES HAND CREAM in Punk Bouquet – No me digáis que nunca habéis comprado un producto solo porque el olor os ha vuelto locas. Esta crema de manos hidrata perfectamente como cualquier otra, pero el olor es de otro mundo, algo así como vainilla especiada con un toque ligerísimo de rosas. Cada vez que me la pongo en público (esto ha sonado rarísimo) la gente me pregunta qué crema es. Además, cantidad perfecta para llevar en el bolso.

GOE OIL BALM, Jao Brand – Uno de los best sellers de Liberty! Es la mezcla más concentrada y orgánica de aceites que he visto nunca. La utilizo en las manos, labios, codos, rodillas, el cuerpo en general, pero sobre todo en el pelo. Pongo una poca cantidad en las puntas por la noche y por la mañana después de lavarme el pelo lo noto mucho más suave e hidratado, aunque también lo utilizo en seco de vez en cuando, o como una mascarilla intensiva si tengo tiempo. Podéis ver la impresionante lista de ingredientes aquí. Amor incondicional.

CICAPLAST, La Roche Posay – Comprada por recomendación de María, aunque la mía es la versión B5. Es un bálsamo reparador, y en su entrada podéis leer para todo lo que se utiliza. Confieso que a veces la llevo en el bolso…

AVIBON, Vitamin A Concentrate – Es un concentrado de vitamina A sintética y cuyo primer excipiente es la lanolina. Es muy untuosa (cuando digo muy, es que es casi difícil de extender) pero es cierto que una vez la retiras la piel queda suavísima y yo al menos sí noto la piel más elástica e hidratada. Además me encanta usarla en el contorno de ojos, más bien como tratamiento, nunca lo usaría antes de maquillarme porque es muy aceitosa y tarda en absorberse. Se supone que ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel, previene las arrugas y promueve la regeneración de las células. Se dice que es el secreto de belleza de muchas actrices de Hollywood!

WELEDA SKIN FOOD – Esta crema la compré cuando fui a visitar a Estre, y la verdad es que estoy muy contenta porque cuando tengo las manos o las cutículas muy resecas, es milagrosa. La intenté utilizar para el rostro pero me pareció demasiado agresiva y perfumada, por lo que me limito a usarla más como bálsamo general para zonas resecas/castigadas y en las manos.

AVEDA TOURMALINE Charged Radiance Mask – Una mascarilla hidratante y que aporta luminosidad a la piel. Tiene una textura tipo crema de color blanca que se seca en 8 minutos asi que es perfecta para utilizarla antes de ir a trabajar mientras te vistes y llegar con la cara como nueva. Solo la he usado un par de veces ya que la compré hace unos días y estoy muy contenta, pero os mantendré informada de los resultados a largo plazo. Lo que sí os puedo decir es que sí noto la piel menos cansada, más luminosa/despierta y que no irrita en absoluto (y os aseguro que mi piel se queja mucho). Cabe comentar que no lleva perfume (muy fan) y que contiene antioxidantes y aceites hidratantes. Love.

ORIGINS DRINK UP Intensive Overnight Mask – Mascarilla hidratante de noche. Mucha gente le tiene miedo por el hecho de ser de noche pero es porque no conocen su textura. Es como una hidratante un poco espesa, y solo deja un ligero film en la piel, por lo que no mancha la almohada ni nada parecido. Me gusta muchísimo el olor a melocotón y su textura cremosa, y es genial despertarse con la piel suave e hidratada. Me relaja mucho masajearla sobre la piel antes de ir a dormir e imaginar todo lo bueno que el aceite de melocotón, el agua de rosas, ácido hialurónico y el aceite de aguacate harán por mi piel en las próximas 8 horas (cuando tengo suerte).

Con esta entrada os he confesado 10 de mis armas secretas de belleza, espero que os animéis a probar alguna!

Imagen cabecera: Womenshealthmag.co.uk

tired of london

[WHEN A MAN IS TIRED OF LONDON...]

… HE IS TIRED OF LIFE.

O eso es lo que dice este poster que descubrí hace unos meses. Y es que desde que llegué a Londres confieso que he pensado en irme de aquí cientos de veces. De hecho ya llegué con esa idea; venir una temporada y marcharme. Pero por algún motivo es algo que nunca se ha llegado a materializar. Cada vez que la idea me rondaba la cabeza, siempre acababa pensando: “I’M NOT DONE WITH LONDON“. Estos meses de ausencia del blog me han dado para mucho, y por si tenéis curiosidad, Londres también me ha dado, entre otras cosas para…

1. Seguir comprándome zapatillas sin parar

Y es que la moda del SPORT LUXE ha llegado convenientemente a mi vida. Esta tendencia que podríamos decir inició Chanel en su desfile, ha sido una bendición para mis pies y les ha dado una tregua, dejando a los zapatos de tacón alto en un segundo plano. Entre ellas…

Adidas Stan Smith 2014, Asos Dockland, Adidas Superstar 2.0

2. Celebrar mi nuevo trabajo, con una cena en Duck & Waffle

Este restaurante situado en la Heron Tower de Londres tiene unas vistas impresionantes y una de las cartas de vinos más RIDÍCULAMENTE caras que he visto. La comida no es barata, aunque su plato estrella llamado Duck & Waffle, es más o menos “barato” a unos £17. Los cócteles están riquísimos, sobre todo el de fruta de la pasión.

3. Hacerme otro tatuaje, en Good Times Tatoo (Shoreditch)

Siempre me han gustado mucho los tatuajes, y aunque ya tenía uno desde hace muchísimos años, he querido marcar esta época de mi vida con otro. Me lo he hecho en la muñeca y si os digo la verdad me dolió muchísimo pero según mi mejor amigo, “me vio muy entera” mientras me lo estaban haciendo. Los tatuajes son para TODA LA VIDA asi que si estáis pensando en haceros uno os recomiendo que os lo penséis muy bien, ya que tengo entendido que quitarlo con láser duele aún más que hacerse el tatuaje. Lo que véis en mi mano es un BAOZI, una especie de bollo asiático relleno de verdura, o pollo, o cerdo, etc. Los podéis encontrar en Brick Lane por ejemplo en el Sunday Market los domingos.

4. Probar nuevos productos de belleza

Estos últimos meses no he estado muy activa en el blog, pero eso no quiere decir que mi adicción a probar nuevos productos de belleza haya estado dormida. Mis favoritos de entre todos estos productos son la mascarilla hidratante Drink Up Overnight de Origins, que se aplica por la noche y se duerme con ella, y no hay necesidad de aclararla. Me gusta todo: el olor, la textura, el resultado, el envase (odio los tarros de cristal)… También la crema corporal Skin Revealing de Paula’s Choice, que uso principalmente para las piernas y al tener ácidos las exfolia y deja la piel suavísima. Y por supuesto, el labial Firecracker de Tom Ford que se ha convertido en mi SIGNATURE LOOK y lo utilizo cada día; un tono anaranjado de larga duración y un packaging evidentemente elegantísimo.

5. Seguir estudiando

Porque el saber no ocupa lugar, o eso dicen. He seguido estudiando y practicando, y aunque aún queda mucho camino por recorrer, siento que estoy donde debo estar. Tal y como dije en una de mis entradas anteriores, no dejéis que nadie os diga que no podéis hacer X cosa. Ya sea por habilidades, edad, género, nacionalidad, dificultad… la mayoría de los OBSTÁCULOS QUE CREEMOS que tenemos nos los ponemos nosotros mismos, y siempre hay una forma de llegar a donde se quiere, aunque sin esperar resultados instantáneos. Y es que como dice una de mis frases favoritas, “the harder I work, the luckier I get“.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esto ha sido parte de lo que mi desconexión y ausencia me ha dejado hacer estos meses, y podría decir que el resto del tiempo lo he dedicado a socializarme un poco más y adaptarme a mi nuevo trabajo (que siempre es todo un reto). Siempre he dicho que Londres no es para todo el mundo (quiero publicar una entrada sobre cosas típicas que hace la gente al llegar a Londres), pero después de muchos años trabajando en esta relación de AMOR-ODIO con esta ciudad, creo que estoy encontrando el equilibrio y Londres y yo nos estamos reconciliando. Siempre he dicho que no creía en el amor a primera vista, y esta relación es la gran prueba de ello.

xx

Ally

womanlookingintoamirror

[Writer's block & The end of an era]

Creo que desde que empecé con el blog hace casi 4 años nunca he estado tanto tiempo sin publicar. En realidad, tampoco había estado nunca tanto tiempo bloqueada, ya que a pesar de tener tantas ideas en la cabeza -más bien abstractas-, casi que me resultaba imposible que éstas llegaran a los dedos y se traspasaran al teclado y a la pantalla. Algunos lo llaman, simplemente, falta de inspiración, mientras que otros, como yo, lo llaman “WRITER’S BLOCK“.

A esta desconexión tanto física como mental de este jornal, se le han unido varios hechos más fácilmente definibles, como el estudio y la transición de un trabajo a otro; esto último parece algo sencillo pero en realidad, si te importan lo más mínimo tu trabajo anterior y el siguiente, esta transición siempre incluye una última época llena de escritos de manuales e instrucciones que tienes que dejar para el que te sustituya, y la documentación y preparación para el próximo trabajo. Durante esta época de transición he empezado a desarrollar un cariño especial por los domingos. Ese día que normalmente te da esa sensación de cataclismo, de repente se convierte en EL NUEVO SÁBADO, básicamente porque es el único día de la semana que tienes libre (sin contar unas horitas para estudiar). Supongo que la cantidad de energía mental que estaba dedicando a todo esto solo me dejaba actividad cerebral para hacer click en “Nueva entrada” y quedarme mirando embobada el cursor intermitente en una página en blanco.

betruePor fin – creo que – puedo decir que siento que esta época está llegando a su fin y que finalmente tengo la energía física y mental para volver a una rutina de bloguear más asidua, dentro de lo que cabe. Pero como se suele decir, no hay mal que por bien no venga y estos meses de ausencia de London In My Style me han dado la oportunidad de meditar y pensar en lo que REALMENTE QUIERO SEGUIR HACIENDO con este espacio. Sé que esto empezó de una forma, depués derivó en otra, pasando por varias fases y terminando en un potpurrí de contenido. También sé que a algunas personas les interesan más unos temas que otros, pero la pregunta definitiva es: Cuál es el objetivo de este blog?

Voy a ser muy sincera en esto: el objetivo de este blog nunca ha sido llegar a las masas y dedicarme a él como profesión. Tampoco que las marcas me enviaran cosas gratis. Ni siquiera aparecer en listas de blogs más leídos ni nada parecido. Por supuesto, no voy a negar la evidencia y decir que las tres cosas son precisamente una tortura que vivir, porque eso sería algo parecido a mostrar una falsa humildad. Pero es cierto que cuando empecé con este blog tenía muy claro que SABÍA PERFECTAMENTE LO QUE QUERÍA HACER Y SER, y pretendía que este espacio fuera una herramienta adicional que me permitiera llegar a ello finalmente (eventually?). Puedo decir que ya he conseguido mi objetivo (y algunos otros de paso) por lo que creo que ha llegado el momento de redefinir la esencia de todo esto.

LFW1Digamos que ha llegado un punto en el que hablar únicamente de maquillaje se me ha hecho pesado. Principalmente porque la cantidad de blogs de este tipo se ha reproducido como los narcisos amarillos en primavera en Londres y considero que seguir publicando información que ya está saturando el mercado, no solo es inútil sino que tampoco me aporta nada. Segundo, porque siento que tanto el blog como yo hemos evolucionado desde 2010 y ha llegado el momento de que los dos seamos MÁS REPRESENTATIVOS el uno del otro.

Por ello me gustaría y quiero pretender que este blog sea más personal. No quiero decir que vaya a hablar sobre mi vida diaria ni montar aquí un Sálvame bloguero, pero sí me gustaría MARCAR UN PUNTO – mental- , hoy mismo, que me permita publicar cosas más aleatorias (ya no voy a decir “random” porque esta palabra puede considerarse viral a estas alturas); básicamente lo que me apetezca ese día, ya sea maquillaje, hablar sobre algún tema que me interese, moda, tendencias, Londres, comida, trabajo, exhibiciones, viajes… al fin y al cabo el nombre del blog es “London In My Style” y después de tanto tiempo siento que tengo que hacer honor a este nombre, y espero que este estilo más personal se vea reflejado en lo que escriba a partir de hoy. Quizás tenga menos lectores, quizás tenga más, pero la verdad es que no me importa, siempre y cuando yo misma sienta que estoy HACIENDO LO QUE REALMENTE ME IMPORTA Y ME INSPIRA, ya que al fin y al cabo, no es ese el objetivo real de la vida?

xx

Ally

 

 

dare_to_be_different

[The one with the new year]

Antes de nada, y aunque hayan pasado ya dos semanas, feliz año nuevo a todos los lectores de Londoninmystyle.com. Gracias por seguir leyéndome un año más. Ya sé que es un poco tarde para hablar de propósitos de año nuevo, pero estas últimas semanas he estado bastante sumergida en un proyecto (o más bien, cambio total en la dirección de algunas cosas) y las fiestas, pero igualmente, como siempre me gusta hacer lo que me sale, aquí va un monólogo en el que creo que voy a ser mucho más personal de lo que estáis acostumbradas (de ahí el paréntesis del título). Además, que todo lo que quiero decir tiene que ver con la belleza, aunque no en el sentido literal de la palabra.

Ya sé que va a sonar un poco condescendiente, y tampoco pretendo sonar como un libro barato de autoayuda, pero, no dejéis que este año nadie os diga que no podéis hacer X cosa. Primero, porque no tienen ni idea de lo que dicen. Segundo, porque esos desánimos son simplemente miedos de esa persona a que lleguéis lejos y ellos se queden estancados donde están. Tampoco dejéis que se burlen de vuestras ilusiones. Que queréis ser maquilladoras? Adelante, formaros como es debido y donde es debido y a por ello. Que queréis ser escritoras? Perfecto, estudiad, leed, aprended de los grandes, rodearos de gente que lo ha conseguido y a por ello.  Que queréis ser domadoras de un circo de pulgas? Adelante. No importa lo “normal” o ridículo que sea vuestro sueño. Nadie, y absolutamente nadie tiene el derecho ni el poder de “quitaros” vuestros objetivos, solo vosotras. Como siempre digo: si lo queréis de verdad, encontraréis la forma. Si no, encontraréis una excusa.

El año pasado leí un artículo que me inspiró muchísimo y me lo tomé muy en serio. Sabéis esa sensación de procrastinación inútil que se suele tener a veces? Me refiero a esa sensación de que tienes que hacer algo y no lo haces, ya no por pereza sino por motivos totalmente aleatorios que ni tú misma sabes o entiendes, son abstractos. Yo me di cuenta cuando un día hablando con una persona muy importante para mí, me preguntó, “Y por qué no lo haces?”. La verdad es que abrí la boca con intención de contestar pero me quedé muda. Miré al techo intentando buscar un argumento válido con el que salir airosa de la situación. Cuando ya el silencio empezó a ser extraño después de al menos un minuto, solo pude contestar, “No lo sé”.

Probablemente estéis pensando en X obstáculos que podéis tener para conseguir lo que queréis, pero os aseguro que el 90% de esos obstáculos son totalmente superables de una forma u otra. Probablemente pensaréis que es imposible, o al menos muy difícil de conseguir. Pero seamos sinceros. Si fuera fácil, todo el mundo lo haría.

Las excusas están bien para librarse de esa cita o quehacer sin importancia que no tenemos ganas de hacer. Está bien para librarse de ir a recoger el abrigo a la tintorería cuando está diluviando, o incluso para que vuestra media naranja se levante a haceros tortitas un domingo (al menos a mí me funciona). Pero para las cosas realmente importantes, esas que pueden hacer que nuestra vida cambie, las excusas no valen. Como dice una de mis mejores amigas, “el mundo no necesita otra persona resentida que mira atrás como si el pasado fuera mejor, necesita personas sin miedo que se levanten y actuen”.

Hablo con conocimiento de causa porque lo que realmente me ha inspirado a escribir esta entrada (aparte de que todos los años escribo una de este tipo a finales de diciembre, pero esta vez no tuve tiempo) es mi experiencia personal. Y además reciente. He conseguido algo con lo que probablemente he soñado desde que llegué a Londres hace ya bastantes años. Algo que realmente he tenido siempre en “the back of my head” pero que, si soy sincera, por el mero hecho de pensar que no lo iba a conseguir, no había intentado. O al menos no con ganas. Es algo que ha cambiado totalmente mis planes y mi dirección en general, y puedo decir con orgullo que la única persona que ha tenido que ver con el éxito de mi propósito, he sido simplemente yo misma.

Por eso quería hablar de propósitos de año nuevo. No hace falta tener 300 mini propósitos, sino más bien uno grande que realmente os importe, y dedicaros en cuerpo y alma a ello durante el tiempo que haga falta. Probablemente los beneficios no se noten instantáneamente, pero como ya he dicho alguna vez, el que no se rinde nunca no fracasa nunca.

En un tema más dirigido a los blogs, y después de soltar esta parrafada, me gustaría recalcar también otra cosa que no es que me moleste, pero me inquieta. Me sorprende mucho que la gente no se canse de leer las mismas entradas una y otra vez y rechace lo nuevo. No lo digo por mi blog, ni por el de nadie, lo digo por una actitud en general. Tampoco entiendo el rechazo instantáneo a la moda que es diferente a lo común (o lo que yo llamo quizás, aburrido). Hace poco leí una frase en Instagram que me hizo mucha gracia, y decía algo así como “primero se ríen, después copian”. Es por ejemplo una diferencia real que noto con la forma de ver la moda que tiene la gente aquí en Inglaterra y la que se tiene en España. Dejo claro que esta es una percepción personal, pero me da la sensación de que aquí la gente lucha por destacar, por ser diferente a los demás y resaltar entre la multitud. En España a veces me da la impresión de que la gente más bien lucha por integrarse y ser como los demás. Quizás no penséis lo mismo, pero es lo que tienen las opiniones.

Me gustaría que la gente fuera un poco más abierta a la hora de aceptar o rechazar cosas de la moda, sobre todo la gente a la que ni siquiera le interesa (de verdad) el tema. Me refiero a la diferencia entre Christian Louboutin y Minju Kim o Meadham Kirchhoff. Está claro que el primero es mucho más conocido y estándar (o clásico) que los dos siguientes, pero realmente es tan difícil entender que la moda para algunas personas no es simplemente “ir mona” y más bien llevar puesto el arte y la visión particular de X diseñador? O al mismo tiempo, expresar algo, o destacar entre una multitud negra y marrón? Es verdad que “la gente siempre quiere lo mismo”? Quizás penséis que soy yo la que se lo toma de forma demasiado personal, pero, no creéis que es al revés y esa gente que rechaza algo diferente casi instantáneamente, es la que se toma la moda demasiado en serio? Reflexión del día.

Ya sabéis que la moda es mi vida y no puedo evitar “resquemarme” un poco con este tema. Es como cuando X diseñador saca una prenda totalmente surrealista y todo el mundo la critica, hasta que Zara la copia meses después y todo el mundo la lleva. Me repatea. Qué le vamos a hacer.

Que conste que mi intención con este ejemplo de la moda es aplicarlo a todos los ámbitos de la vida. La ropa, el trabajo, la forma de ser de las personas, la comida, los hobbies, las parejas, los gustos… ojalá el propósito de año nuevo de todo el mundo también fuera abrir la mente y aceptar, o al menos no rechazar al momento, las cosas o personas diferentes. Y es que, como decía Coco Chanel: “Solo tenemos una vida, asi que ya que estamos, al menos hagamosla especial y divertida”.

Espero no haber sonado, como he dicho antes, cual libro barato de autoayuda; simplemente quería plasmar este par de propósitos sobre los que he estado reflexionando estos días. Cada una de vosotras tendréis vuestras propias batallas internas, vuestras propias opiniones y por supuesto, vuestros propios propósitos de año nuevo. El mío es muy simple: ser una versión mejor de mí misma este año. Y así, forever.

Un abrazo,

Ally

Imagen destacada: talkactpositive.wordpress.com